Tercer Grand Slam de 2020

Sandra Sánchez no se cansa de ganar y consigue otro oro, esta vez en Austria

La talaverana suma su medalla número 53 consecutiva. Desde hace cinco años siempre ha subido al podio en una competición internacional

Sandra Sánchez y el equipo femenino nacional de kata, oro en Salzburgo. Foto - RFEK

El kárate español ha vuelto a ser protagonista en el tercer Grand Slam de 2020 que se ha disputado hasta este domingo en Salzburgo (Austria) al colgarse, como casi siempre, el oro Sandra Sánchez en la kata individual, también el título para el equipo femenino de kata, además de la plata de Nadia Gómez en kumite -50kg y sendos bronces de Damián Quintero y el equipo masculino de kata.

Sandra Sánchez lleva 53 medallas consecutivas

Sandra Sánchez no se cansa de ganar. La destacada número uno del mundo de kata individual dominó en la final, al igual que hace dos semanas en Dubái, a la estadounidense Sakura Kokumai por 27.38 de la talaverana contra los 25,4 obtenidos por su adversaria.

La campeona española suma su medalla número 53 consecutiva. Desde hace cinco años siempre ha subido al podio en una competición internacional.

Y oro para el equipo femenino de kata

El otro oro para España lo consiguió el equipo femenino de kata, compuesto por Lidia Rodríguez, Raquel Roy y Marta García, que vencieron en la final vespertina a Bielorrusia por 25,48 a 22,86.

Meritoria plata, igualmente consecutiva desde su primera final hace dos semanas en Dubái, de la cántabra Nadia Gómez en la final de los -50kg de kumite que cedió con la japonesa Miho Miyahara, vencedora por 2-0.

Damián Quintero no pudo repetir en Salzburgo el oro de kata en la ciudad de los Emiratos, pero el malagueño sigue abonado al podio y hoy se llevó el bronce al dominar al estadounidense Gakuji Tozaki por 26,08 contra 25,14 del americano.

El otro bronce lo obtuvo el equipo masculino de kata, integrado por Sergio Galán, Pepe Carbonell y Alejandro Manzana, que doblegaron a Rusia por 25,14 por 24,8 puntos.

Se les escapó, en cambio, el bronce a la madrileña Lidia Rodríguez en kata al perder con la karateka de Hong Kong Grace Lau por 24,54 por 25,48 y a la malagueña María Torres en los +68kg de kumite ante la kazaja Sofya Berultsev por 4-1.

Jornadas anteriores

En otras categorías de kumite del sábado Adriana Gil y Cristina Vizcaíno cedieron en segunda y cuarta ronda, respectivamente, de los -68 kg.

Marcos Martínez perdió en el primer combate de repesca de los +84 kg y también Alejandro Molina en los -84kg.

Laura Palacio cayó en tercera ronda de +68 kg a manos de la griega Eleni Chatziliaou.

No hubo sorpresas el viernes con Sandra Sánchez, que volvió a demostrar su condición de número uno del mundo al clasificarse para la final de kata.

A su vez, Nadia Gómez también repetirá final como en Dubái, en los -50k de kumite. La cántabra superó a la china Lu Ranran en cuartos semifinales por 4-3 y a la austríaca Bettina Plank por 8-4 en semis para jugarse el domingo el oro con la japonesa Miho Miyahara. En esta misma categoría, la madrileña Gema Morales cayó en su primer combate ante la iraní Sara Bahmanyar.

La campeona talaverana luchará el domingo por el oro frente a la estadoundense Sakura Kokumai, a la que ya superó hace dos semanas en Dubái.

El viernes también deparó para la delegación española dos posibles medallas más, ambas bronces en kata, para Lidia Rodríguez y el equipo masculino de kata, integrado por Sergio Galán, Pepe Carbonell y Alejandro Manzana, que en el anterior Grand Slam de Dubái se llevaron la plata.

Sandra Sánchez, con la plata asegurada, sumará su medalla número 53 consecutiva. Desde hace cinco años siempre ha subido al podio en una competición internacional.

En otras categorías de kumite del viernes Ruth Lorenzo no pudo en su estreno de los -55kg con la rusa Anna Chernysheva, mientras que en el mismo peso Carlota Fernández venció a la suiza Maya Schaerer y cayó a manos de la italiana Veronica Brunori.

En los -60kg, Alejandro Ortiz y Matías Gómez perdieron a las primeras de cambio, pero el segundo puede ir a la repesca. Igualmente Raúl Cuerva se estrenó con derrota en los -67kg.

Gran inicio de temporada

Con la cita de los Juegos de Tokio 2020 todavía lejana, la selección española ha acudido a la ciudad austriaca plena de moral tras los buenos resultados de los últimos torneos. En el Grand Slam de Dubai, a mediados de este mes, el conjunto nacional acabó con dos oros (Sandra y Damián, tres platas, de los equipos de kata femenino y masculino y de Nadia Gómez, kumite -50 kg, y el bronce conseguido por Laura Palacio, en +68 kg.

A todo ello, hay que sumar que en el primer Grand Slam de la temporada, en París, también hubo dos medallas de oro, entonces fueron Sandra Sánchez y el equipo de kata femenina –Lidia RodríguezRaquel Roy y Marta García-, además de la plata de Quintero, quien cayó en la final ante su gran enemigo, Kyo Kiyura, así como para el equipo masculino de kata. La medalla en kumite, bronce, llegó gracias a Carlota Fernández, en -55 kg.

Otra vez el equipo español ha contado con una participación muy numerosa, la inscripción incluye a 28 karatekas y a los dos equipos de kata.