Aseguran que las anteriores no se han solventado

Alegan por "nuevas irregularidades y falsedades" en la tramitación del PSI de Puy du Fou

El movimiento "Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou" ha presentado un documento con 90 páginas y un total de 38 alegaciones

Entrega de alegaciones al PSI del Puy du Fou en la Consejería de Fomento.

El movimiento «Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou» ha presentado hoy 38 alegaciones al proyecto de PSI del parque Puy du Fou en Toledo, en un documento con más de 90 páginas donde exponen «nuevas irregularidades, contradicciones y falsedades en la tramitación del Proyecto de Singular Interés (PSI) para Castilla-La Mancha de dicho parte temático, cuya construcción está prevista en la finca Zurraquín, en Toledo.

Las alegaciones se presentan en el segundo periodo de información pública al que se ha sometido el proyecto y el documento supera en extensión las primera alegaciones presentadas por el movimiento en abril.

Las antiguas no se han solventado y han añadido más

Explican desde el movimiento que «no solo no se han solventado las cuestiones alegadas en el primer periodo de información pública, sino que se han añadido otras nuevas».

El documento recoge «que el PSI presenta nuevas irregularidades en su tramitación, nuevos motivos de inseguridad jurídica, contradicciones en los datos respecto a los ofrecidos anteriormente y un análisis tendencioso que falsea la realidad del impacto social, económico y medioambiental del proyecto para facilitar su tramitación».

Todo esto lleva a «Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou» ha expresar que «en este segundo periodo las cosas se están haciendo aún peor», cuando «ya quedó patente que las cosas no se estaban haciendo bien ni por parte de la empresa promotora ni por parte del Gobierno Regional ni por parte del Ayuntamiento» en el anterior periodo de información pública.

Estas son las reclamaciones del movimiento:

Inseguridad del POM

Una de las cuestiones que preocupa al movimiento es la situación urbanística de Toledo, con el Plan General de Ordenación Urbana (POM) anulado por la justicia. En este sentido expresan que «si en el primer periodo de información pública ya se constató que el PSI no se podía tramitar ante la incertidumbre generada por la sentencia que anulaba el POM de 2007, en esta ocasión la misma incertidumbre viene provocada por la tramitación simultánea y sin que medie aprobación previa de la Modificación Puntual nº 29 del PGOU de Toledo del año 1986. Modificación llamada a convertirse, como señala el propio ayuntamiento, en un texto refundido del PGOU de 1986 que recoja todas las modificaciones habidas del mismo y lo adapte a la legislación vigente. Esto es, la M.P. nº 29 va a ser el nuevo POM, y sin que esté aprobado ni evaluado ambientalmente se pretende aprobar el PSI».

Aseguran que el proyecto y la evaluación ambiental no se pueden tramitar juntas

El comunicado de prensa recoge que el «Gobierno a través de las Consejerías de Fomento y de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha forzado para que se someta a información pública el proyecto de parque temático junto con su tramitación ambiental. Sin embargo en la resolución publicada en el DOCM no se indica expresamente los efectos exactos a los que se refiere esa tramitación ambiental. Además, según la legislación de evaluación ambiental, al tratarse de un proyecto, sólo implicaría a la evaluación de impacto ambiental del mismo. Eso no incluye ni puede incluir la evaluación ambiental estratégica de la Modificación Urbanística del PGMOU de 1986 para acoger el PSI del Puy du Fou, ya que este documento es un plan a efectos ambientales y no un proyecto».

Ponen en duda la Declaración de Interés Regional por los cambios en las estimaciones de empleo

Los cambios en la documentación que ha ido presentando el promotor hace dudar al movimiento sobre el interés regional del proyecto. «Ponen en cuestión la validez de los informes en los que se basó el Gobierno Regional para otorgar la Declaración de Interés Regional en agosto de 2017».

De entre todos esos informes, a Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou le llama «poderosamente la atención los de contenido social, económico y financiero profusamente alegados por el Movimiento. Pero sobre todo uno, el dato del empleo».

Esto lo explican diciendo que «en el segundo proyecto analizado se produce una disminución de los empleos directos en casi un 80 por 100 y de casi un 60 por 100 de los indirectos respecto de los que manejó el Gobierno para establecer la DIR. En datos globales se ve también de forma llamativa, en la DIR se manejaba una previsión de 7.896 empleos en 2.028 y ahora esa previsión es de 3.329 para el mismo año, un 65 por 100 de disminución.

¿Cómo va a ser compatible con las especiales condiciones de tranquilidad que han de reinar en un espacio rural?, se preguntan

Desde el movimiento dicen que todavía no se ha «demostrado todavía que el Puy du Fou sea compatible y cumple con lo establecido en materia urbanística, de agua, de incendios forestales, de ruido, de protección del paisaje y de impacto medio ambiental», exponen que «el contenido de la documentación del PSI muestra cómo se sigue utilizando y dosificando la información según le conviene».

Como ejemplo citan que «el promotor manifiesta haber renunciado a pedir la modificación de la ordenanza del ruido. Pero, si como dice en su respuesta a las alegaciones, el ruido es precisamente el motivo de que no se haya emplazado el proyecto en suelo no protegido, ¿cómo va a ser compatible con las especiales condiciones de tranquilidad que han de reinar en un espacio rural o con las urbanizaciones y viviendas cercanas en Toledo, Guadamur y Argés? ¿Cómo va a hacer para que el espectáculo nocturno cumpla con los horarios y niveles de protección acústica? El proyecto no sólo no explica estas cuestiones, sino que pasa de puntillas sobre la cuestión de los horarios o de que todas las noches terminará las actuaciones con una traca de ocho detonaciones a 120 metros de altura y con más de 105 decibelios».

La conclusión que extrae el movimiento tras alegar sobre él, es que «considera que dadas las alegaciones lo que procede es la denegación del PSI, pero tampoco sería de extrañar que en una nueva pirueta administrativa se evite afrontar el problema de fondo remitiendo el proyecto a una tercera información pública».