Las explicaciones del rector

La UCLM achaca a la alta movilidad entre sus estudiantes la decisión de suspender las clases

El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, ha subrayado que acuden a ella muchos estudiantes, "tanto internacionales como de otras comunidades, especialmente Madrid"; y ha asegurado que ha informado de la decisión a los consejeros Jesús Fernández Sanz y Rosa Ana Rodríguez

Miguel Ángel Collado, dando cuenta de las medidas contra el coronavirus

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, ha explicado este jueves que la suspensión de clases decretada solo afecta a la docencia presencial como medida de contención para frenar la propagación del coronavirus.

Una decisión, ha añadido, adoptada por el Comité de Seguimiento de la Universidad creado ante tal situación, motivada los pronósticos de que se produzca un pico de contagios en los próximos días y basándose en la «gran movilidad» de estudiantes que tiene la Universidad regional, tanto internacionales como de otras comunidades, especialmente Madrid.

Algo, ha asegurado, de lo que ya ha dado cuenta al Gobierno regional por medio de los consejeros de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez.

Unas declaraciones que ha realizado ante los medios a raíz de la difusión que ha realizado el propio rector por medio de sus redes sociales de una resolución que recoge una serie de medidas preventivas y recomendaciones de salud pública relativas a la comunidad universitaria como consecuencia de la situación, evolución y perspectivas del coronavirus.

Estas medidas pasan por la suspensión de toda actividad docente presencial en el ámbito universitario -incluyendo las actividades docentes prácticas que se realizan en empresas, organismos e instituciones–, el cierre temporal de las instalaciones de biblioteca, cafetería y deporte, así como la suspensión de las actividades deportivas organizadas por la propia Universidad a partir del lunes, 16 de marzo.