Adelanto de la Entrevista Irreverente a Juan Sánchez, director de la Biblioteca de Castilla-La Mancha

¡Es un rojo!, un recital de poesía prohibido, el día que conoció a Dios, ¡vaya noche de bodas!…

Uno de los poemas recogía la inolvidable frase "una de las dos Españas ha de helarte el corazón…"; el director, incrédulo ante lo que estaba escuchando, le dijo a Juan que no había dos Españas y que eso no se podía leer…

Lector, culto, educado, amable… Podría incluir algunos calificativos más de Juan Sánchez, pero no hacen falta. Director de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, están leyendo el adelanto de la Entrevista Irreverente de encastillalamancha.es y que completa publicaremos mañana viernes. Como aperitivo, el viaje que hizo a Francia siendo un chaval y donde compró libros de poetas «rojos» que entonces estaban prohibidos en la España franquista. O el recital de poesía que el director del instituto suspendió porque «no había dos Españas» y…
Pasen, pasen…

Hubo un buen día, era todavía muy joven, que se fue a Francia gracias a un intercambio juvenil y alguien le habló de que en París había una librería donde podía conseguir ejemplares de libros que entonces estaban prohibidos en España, todavía franquista en aquellos años… A él le encantaba la poesía de Celaya, de Blas de Otero… Y se hizo con algún ejemplar, entre otros «El poeta en la calle», de Rafael Alberti, uno de sus mitos.

Fue al regresar a España cuando se dio cuenta de que en la aduana le iban a abrir la maleta… «Yo venía con mucho miedo porque era consciente de que traía libros prohibidos y no sabía las consecuencias que podía tener. Me sentía un poco como un delincuente…».

En éstas que llegó a la aduana, con el pavor no solo reflejado en la cara sino por todo el cuerpo, y…

Pues que mañana conocerán el final de la historia, cuando publiquemos íntegra la Entrevista Irreverente que le hemos hecho en encastillalamancha.es a Juan Sánchez, director de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, y de la que están leyendo un adelanto.

O el día que el entonces director del toledano instituto El Greco le llamó para preguntarle qué poemas se incluían en el recital poético sobre Antonio Machado que iban a ofrecer un grupo de alumnos y él le dijo que uno de los poemas era el que recogía la inolvidable frase «una de las dos Españas ha de helarte el corazón…». El director, incrédulo ante lo que estaba escuchando, le dijo a Juan que no había dos Españas y que eso no se podía leer.

¡Se armó el belén! Porque el recital fue automáticamente suspendido, pero nuestro protagonista y sus compañeros no cejaron en el empeño hasta que… ¿Le expulsaron del instituto? ¿Logró «sobrevivir»? Le acusaron de rojo y de no sé cuántas cosas más…

Ja, ja, ja…

Por cierto, que Juan Sánchez está a punto de sacar a la calle su último libro, que ha titulado «Hijo de Dios y de la Iglesia, presencia de un cristiano en la vida pública». Para que nos entendamos, su acto de fe ha pasado por diversas etapas. La primera, cuando le hablaron de la religión en su infancia, después tuvo una segunda, la más «rebelde», en la que le llegó la crisis de la fe e incluso persiguió a la Iglesia, hasta que conoció a la que hoy es su esposa en COU y «gracias a ella volví a la Iglesia».

A partir de ahí «tuve la experiencia de conocer a Dios en vivo, a Cristo vivo, resucitado, que te ayuda en tu vida, que te salva, que te sientes amado, acompañado… Eso fue en 1972, una experiencia fuerte; luego entré en una comunidad de laicos, neocatecumenal, donde hice un camino de reiniciación cristiana…».

Ahhhhh… Señor bibliotecario, que Mario Vargas Llosa está con la Preysler… ¿Qué le parece? Ojo a la respuesta que puede que no les deje indiferente; ¿cuál es su fobia?; y aún recuerda el primer día del viaje de novios cuando su esposa y él llegaron al aeropuerto de Tenerife tan contentos y…

¿Qué les pasó? ¡Que se quedaron toda la noche, enterita, en el aeropuerto! ¡La noche de bodas! ¡Válgame Dios! Mañana sabrán por qué…

Y la famosa que más le atrae físicamente… ¡Ay picarón! Esa mujer-mito italiana que…

Mañana más…