"Es Farcama" (3)

Pedro Vega y su afición a las jaulas para la caza de perdiz con reclamo

El campeón mundial de cross máster siente un cariño especial por este utensilio artesanal ya en desuso y solo decorativo, de tanto vérselo hacer a su padre, artesano, quien le inculcó la afición

Pedro Vega y su padre, Pedro, en el taller artesano de este en su casa de Guadamur Foto - Rebeca Arango

No dudó un instante el atleta toledano Pedro Vega, del club San Ildefonso-Banco Mediolanum, cuando se le pidió que eligiera un producto artesano. Porque su padre, también de nombre Pedro, es artesano, y su pasión incluso se la inculcó al hijo, que hace sus pinitos. Por eso ambos reciben a encastillalamancha.es en el patio de la casa paterna, en Guadamur, donde su progenitor da rienda suelta a su pasión.

A la hora de elegir un producto artesanal el atleta lo tiene muy claro: “Entre los muchos artilugios que hace, unos a los que yo les tengo un cariño especial son estas jaulas, originariamente diseñadas para la caza de perdiz con reclamo”, jaulas que él mismo se ha animado a hacer (eso sí, le lleva un día elaborar lo que el padre fabrica en poco menos de una hora). Jaulas que ya han caído en desuso, convirtiéndose en objetos decorativos.

Tanto ver a mi padre hacer jaulas para la caza de perdiz con reclamo que un día te entra el gusanillo y…

Pedro Vega enseña dos ejemplares hechos por él: una antigua y otra adornada con flores. “Aprendí a hacer un par de ellas, no muchas. Tanto verlas y al final un día te pica el gusanillo y la haces. No llego ni mucho menos al nivel del maestro, pero no queda muy mal”, añade con una sonrisa.

Las prisas y la ansiedad por aprender de Pedro Vega

Admite que ahora le están llegando “las prisas y la ansiedad por aprender”, ya que la vida le ha llevado “por otros derroteros” que los artesanales (el padre no quiere que se pierda la tradición). “A ver si soy capaz de que me enseñe alguna cosa más”, comenta.

El padre, además de contador de chistes y constructor de su propia casa, ha elaborado a lo largo de su vida artesanal, como ha desgranado su hijo, calderos para la matanza y decorativos de cobre, cubrebraseros antiguos, todo tipo de tapicería, lámparas… “Seguramente que me dejo muchas cosas en el tintero”, concluye todo un campeón mundial de cross.

Selfie_Pedro_Vega_
Pedro Vega y su padre, junto a Rebeca Arango y Ramón de Juan, autores de este reportaje.