El juicio, el miércoles 1 de julio

Ocaña: piden 4 años de cárcel al acusado de golpear a otro con un vaso en la cara

Ocurrió en una discoteca y el acusado, siempre según el relato de la Fiscalía, golpeó por la espalda al primero y, cuando procedía a darse la vuelta, "presidido en su obrar por el propósito de quebrantar su integridad física", le golpeó nuevamente con un vaso en el rostro

Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo juzgará este miércoles, 1 de julio, a J.M.R., acusado de un presunto delito de lesiones por golpear con un vaso en el rostro a su presunta víctima, C.R.R., en una discoteca de la localidad de Ocaña, hechos por los que la Fiscalía pide para él una pena de cuatro años de prisión.

Según el escrito de acusación del fiscal, remitido a los medios de comunicación y que recoge Europa Press, los hechos tuvieron lugar poco antes de las 6.00 horas del 25 de enero de 2015, cuando J.M.R. y C.R.R. mantuvieron un altercado en una discoteca como consecuencia de que la víctima había empujado involuntariamente a la pareja del acusado.

Primero le golpeó por la espalda

Cuando C.R.R. se marchaba acompañado de un amigo, el acusado, siempre según el relato de la Fiscalía, golpeó por la espalda al primero y, cuando procedía a darse la vuelta, «presidido en su obrar por el propósito de quebrantar su integridad física», le golpeó nuevamente con un vaso en el rostro.

Dicha agresión causó en la víctima múltiples heridas incisas faciales a nivel de labio superior y pirámide nasal, para cuya sanidad precisó sutura, empleando diez días al efecto, tres de ellos impeditivos, quedándole como secuelas una cicatriz de 7 mm en la zona alta de la pirámide nasal, ligeramente hundida y rojiza.

Cárcel más indemnización

También le quedaron dos cicatrices paralelas en la zona alta de la pirámide nasal y ángulo interno del ojo izquierdo, de unos 5 milímetros ligeramente enrojecidas; dos cicatrices de cuatro y cinco milímetros en la zona media de la pirámide nasal; una cicatriz en la punta de la nariz de 1,5 centímetros; dos cicatrices en el labio superior derecho con forma de cruz con aspas de 12 y 15 milímetros; y una cicatriz en el labio superior de 15 milímetros

Por todo ello, desde la Fiscalía argumentan que procede imponer a J.M.R. una pena de cuatro años de prisión, así como indemnizaciones a la víctima de 350 euros por los días no impeditivos, 225 euros por los días impeditivos y 4.200 euros por las secuelas.