Retienen menos de un cuarto de su capacidad

Entrepeñas y Buendía descienden otros 12,23 hectómetros y el trasvase, de nuevo en marcha

Tanto Entrepeñas como Buendía han perdido algo más de seis hectómetros cúbicos en los últimos siete días hasta situar sus reservas en el 24,78 por 100

Foto: Turismo Sacedón.

Los pantanos de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del río Tajo, han perdido en la última semana 12,23 hectómetros cúbicos, con lo que se sitúan en 624,21 que representan el 24,78 por ciento de su capacidad total, que asciende a 2.518 hectómetros cúbicos.

Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo correspondientes al lunes 1 de julio, el embalse de Buendía acumula 307,22 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone 6,06 hectómetros menos que la pasada semana, y está al 18,01 % de su capacidad total, que es de 1.705 hectómetros cúbicos.

En el pantano de Entrepeñas, el volumen de reserva de agua ha disminuido también 6,17 hectómetros cúbicos en los últimos siete días y almacena 316,99 hectómetros, que suponen el 38,99 % de su capacidad total de embalse, 813 hectómetros cúbicos.

Hace un año por estas fechas, los pantanos de la cabecera del Tajo almacenaban 702,04 hectómetros, el 28,37 por ciento de su capacidad total de embalse, que en esa fecha era de 2.474 hectómetros cúbicos.

Esta semana, todos los embalses de la cuenca hidrográfica del Tajo almacenan 5.412 hectómetros cúbicos de agua, que son 197 menos que la pasada y suponen el 48,97 % de la capacidad total de embalse, que es de 11.051 hectómetros cúbicos.

El trasvase, abierto de nuevo

El acueducto del trasvase Tajo-Segura ha vuelto a abrir sus compuertas para trasvasar los 20 hectómetros de junio, puesto que llevaba varias semanas sin enviar aguas hasta el Levante. Lo hace justo a inicio de este mes de julio, cuando es más que probable que se vuelva a aprobar un trasvase de 20 hectómetros, puesto que las reservas en el comienzo del mes están en el nivel 2.

El trasvase comenzó a enviar agua ayer a primera hora de la mañana y lo hace a un ritmo algo superior a los 12 metros cúbicos por segundo.