Tras el enésimo trasvase Tajo-Segura

Milagros Tolón califica el último trasvase de "agresión, freno a la regeneración y atentado medioambiental"

La alcaldesa de Toledo ha dicho que "con cada trasvase, Toledo pierde oportunidades de crecimiento" y ha considerado que "es hora de que se apueste por un modelo sostenible de gestión del agua"

Milagros Tolón rechaza el último trasvase

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha exigido al Gobierno que garantice el caudal ecológico del Tajo, como ha determinado en varias sentencias el Tribunal Supremo (TS), tras la autorización este lunes de un nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos en abril de la cabecera del Tajo a Levante.

El TS anuló parcialmente el trasvase

En una nota de prensa, Tolón ha recordado que el Tribunal Supremo ha anulado parcialmente parte del Plan Hidrológico del Tajo en cuatro sentencias que se han conocido en las últimas semanas, porque la planificación hidrológica de la cuenca no fija caudales ecológicos para el río en Toledo, en Talavera (Toledo) y en Aranjuez (Madrid).

Tolón rechaza el enésimo trasvase de Tajo al Seguro: es un freno al desarrollo de CLM y una agresión

 

La regidora la lamentado el nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos para el mes de abril que ha autorizado este lunes la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, que a su juicio «supone un nuevo atentado medioambiental para el río Tajo».

Tolón ha afirmado que «los 40 años que viene sufriendo el río Tajo a causa de estas derivaciones de agua al Levante son más que suficientes para poner fin al trasvase y apostar por alternativas que garanticen el agua en otras regiones, como Murcia y el Levante, ya que en Castilla-La Mancha y en Toledo no nos sobra el agua».

«Como toledana y como alcaldesa quiero lo mejor para la ciudad en la que nací, en la que vivo y en la que los ciudadanos me dieron la confianza para gobernar», ha aseverado Tolón, que recalcado que su postura en la defensa del Tajo «es única y definitiva» y ha advertido que «los intereses de Toledo están por encima de quién gobierne el Ejecutivo central y de cualquier color político».

Según la regidora, la autorización de esta nueva derivación de agua de la cabecera del Tajo al Segura «es una agresión más a nuestro río, un freno a su regeneración y a nuestro propio desarrollo social y medioambiental»».

Tolón ha dicho que «con cada trasvase, Toledo pierde oportunidades de crecimiento» y ha considerado que «es hora de que se apueste por un modelo sostenible de gestión del agua, que no genere desigualdades, que se adapte a las exigencias europeas, que proteja el medio ambiente y que nos permita disfrutar de nuestro principal recurso natural en las mejores condiciones».