Muere atropellado un lince ibérico en la A-5, en Alcañizo (Toledo)

Tras el levantamiento del cadáver, la posterior identificación permitió determinar que se trataba de un macho adulto de unos 3 años y medio de edad procedente de la cría en cautividad que fue liberado en febrero de 2018 en el área de reintroducción de Montes de Toledo

Imagen de archivo de un lince ibérico.

Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha han llevado a cabo el levantamiento del cadáver de un lince ibérico que este miércoles fue atropellado en el kilómetro 142,400 de la A-5 en el término municipal de Alcañizo, en la provincia de Toledo.

Según fuentes consultadas por Efe de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Sostenible, el atropello del ejemplar de lince ibérico fue notificado por el servicio de emergencia 112.

Fue liberado en febrero de 2018

Tras el levantamiento del cadáver, la posterior identificación permitió determinar que se trataba de un macho adulto de unos 3 años y medio de edad procedente de la cría en cautividad que fue liberado en febrero de 2018 en el área de reintroducción de Montes de Toledo.

En octubre del mismo año, unas semanas después de dejar de dar señal el collar emisor que portaba, se obtuvieron sus últimas imágenes gracias a los equipos de fototrampeo instalados en el área de presencia estable de la especie y desde entonces se desconocía su paradero.

El cadáver fue trasladado a las instalaciones del CERI en Sevilla de la Jara para que el equipo veterinario proceda a realizar la correspondiente necropsia.

Se sigue trabajando para evitar las muertes de linces

Fuentes de esta Consejería ha lamentado en declaraciones a Efe la pérdida de este ejemplar de lince ibérico y han recordado que este Departamento sigue trabajando para reducir las causas de mortalidad de la especie en los tramos de vías de comunicación considerados de máximo riesgo para la fauna en general y el lince ibérico en particular.

Entre otras actuaciones se están señalizando estas zonas, además de continuar con el vallado y encauzamiento hacia pasos subterráneos seguros.

También se están llevando a cabo campañas de sensibilización dirigida a los usuarios de estas vías para que se respeten los límites de velocidad establecidos, que es fundamental para evitar este tipo de atropellos, al ser animales que se encuentran en libertad y que pueden cruzar en cualquier momento la carretera.

Además, en colaboración con los cotos de caza, la Junta pondrá en marcha este año capturas y traslados controlados de conejos de campo de las cunetas a otros lugares para reducir su densidad en estos espacios, donde los linces concentran en algunas ocasiones su actividad al utilizarlos como cazaderos, lo que incrementa su riesgo de atropello.

Estos trabajos se ejecutarán por parte de las consejerías de Desarrollo Sostenible y Fomento en el marco del próximo proyecto europeo «Life Lynx-Connect», con el objetivo de reducir la mortalidad y mejorar la conexión entre las diferentes poblaciones de lince ibérico en Castilla-La Mancha.

A pesar de la muerte de este ejemplar, el proyecto de recuperación del lince ibérico en Castilla-La Mancha presenta un balance muy positivo, con la consolidación de las dos zonas de reintroducción de la especie en la región, Montes de Toledo y Sierra Morena Oriental, a las que se une también la buena evolución de la población de Sierra Morena Oriental.

De hecho, la pasada temporada de cría de lince ibérico en la región correspondiente al año 2020 presenta un balance positivo al haber conseguido detectar un total de 90 cachorros en las áreas de reintroducción de lince ibérico.

En los Montes de Toledo se localizaron 19 camadas y 60 cachorros, y en Sierra Morena oriental fueron contabilizadas 10 camadas y 30 cachorros.

Una cifras que la Junta consideró preliminares puesto que serán aún mayores, al estar pendiente de confirmación la reproducción de otras hembras que habitan en la zona de Sierra Morena occidental.