Dos años de legislatura

¡Las vueltas que ha dado la política en Castilla-La Mancha!

Se podían imaginar muchas cosas el 4 de julio de 2015, pero la realidad también supera a la ficción en la política en Castilla-La Mancha

El 4 de julio de 2015 tomaba posesión como presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page. Desde entonces, ¡hay que ver las vueltas que ha dado la política en Castilla-La Mancha!

Fue una calurosísima tarde estival en el palacio de Fuensalida, el primer gesto con el que el nuevo presidente se diferenciaba de sus predecesores, ya que tanto José Bono -en las últimas ocasiones- como José María Barreda y María Dolores de Cospedal habían sacado sus tomas de posesión de la joya mudéjar que es la sede oficial de la Presidencia y el Gobierno de Castilla-La Mancha.

La segunda novedad, a modo de declaración de intenciones, fue llenar el escenario de gente corriente, entre ellos personas con discapacidad en un claro mensaje de «voy a ser el presidente de la gente». Buscaba el contraste con el alejamiento que tanto se había criticado a Cospedal y a la mayor parte de su Gobierno.

Toma de posesión de Page en julio de 2015
Toma de posesión de Page en julio de 2015.

 

Allí estaban Bono, Barreda y Cospedal. También Pedro Sánchez, que apenas llevaba un año en la Secretaria General del PSOE (primera parte) y que había sido elegido con el apoyo del propio Page. En representación del Gobierno de España, a seis meses de sus propias elecciones (también primera parte), había venido el entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés.

Abanicos y botellas de agua fueron lo más deseado de una tarde que era el broche al anhelo de los socialistas de regresar al poder en cuatro años. Lo hicieron tras firmar un acuerdo de investidura con Podemos que resultó más fácil de lo que podría parecer y que fue respaldado por más del 96 por 100 de las bases que decidieron votar en la consulta.

Las diferencias entre socialistas no se notaban, al menos en Castilla-La Mancha. El PP sangraba sin parar por la herida de su amarga victoria dos meses antes en las urnas autonómicas. Sin mayoría absoluta y sin Ciudadanos en el parlamento regional, la suerte estuvo echada para ellos y la bola salió negra el 24 de mayo.

Page saluda a Cospedal en presencia de Pedro Sánchez y José María Barreda
Page saluda a Cospedal en presencia de Pedro Sánchez y José María Barreda.

 

Podemos entraba en las Cortes de Castilla-La Mancha por primera vez en la historia. Dos desconocidos en la política regional, José García Molina y David Llorente, ambos nacidos en Barcelona, se mostraban bien avenidos y exultantes con su condición de parlamentarios; escasos, pero decisivos: el PSOE tendría que pasar por su aro cada vez que quisiera hacer algo importante en la región. «Somos una anomalía del sistema», dijo Molina en su primera intervención en las Cortes. «Y hemos venido a cambiar la política, no a que la política nos cambie», añadió.

Dos años después todo es anomalía en el sistema: La región no tiene Presupuestos, porque Molina decidió decir que no a última hora y sin previo aviso donde había dicho que sí tres meses antes; las primarias socialistas han abierto nuevas y viejas heridas en el PSOE de CLM, Podemos está fracturado en dos siendo solo dos los diputados y la llave de las cuentas públicas la vuelve a tener el PP, que ni está en el Gobierno ni lo apoya. Y puede que tengamos elecciones adelantadas en otoño.

Se podían imaginar muchas cosas aquella tarde del 4 de julio, pero estarán conmigo en que la realidad siempre supera a la ficción. ¿Alguien se atreve con el siguiente pronóstico?

Les dejo algunas fotos, para que recuerden…

Page en su toma de posesión
Page en su toma de posesión