Encuentro en Toledo

Calvo y Page aseguran que la colaboración entre ambos gobiernos dará frutos "en los próximos meses"

La vicepresidenta del Gobierno central y el presidente del Gobierno regional han abordado temas como el agua, comunicaciones, infraestructuras, desempleo y despoblamiento

Encuentro de Emiliano García-Page y Carmen Calvo con los agentes sociales de CLM.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, han acordado hoy mantener cauces de colaboración e interlocución que, según han asegurado, «dará frutos en los próximos meses».

Los dos han comparecido ante los periodistas tras la reunión mantenida en Toledo a la que han asistido también los representantes de los agentes sociales y empresariales.

El presidente regional ha explicado que en esta reunión han manifestado el interés mutuo de mantener la interlocución sobre los muchos asuntos que preocupan a la comunidad autónoma, y que esta interlocución fluida y eficaz «dará frutos en los próximos meses».

García-Page le ha agradecido la jornada de hoy y que haya entendido que hay coordenadas de políticas generales en las que se pueden poner de acuerdo.

Declaraciones de Emiliano García-Page

La vicepresidenta, por su parte, ha puesto de manifiesto el interés que tenía en reunirse con los agentes sociales y empresariales de Castilla-La Mancha.

En el diagnóstico que han hecho, Calvo ha resaltado que García-Page ha dado un cambio de registro de 180 grados «al abandono» que había antes de la igualdad de hombres y mujeres y de quienes necesitan políticas sociales de sanidad, educación y dependencia, y los valores de la solidaridad.

Además ahora, ha continuado, la comunidad autónoma se encuentra con un «excelente» interlocutor como el Gobierno de España, dispuesto a compartir soluciones, ha dicho.

«La política tiene que dar soluciones, no especulaciones retóricas»

«Somos un Gobierno que comparte responsabilidades con los demás gobiernos que hacen políticas sociales», ha resaltado Calvo, quien ha añadido que la política tiene que dar soluciones, no especulaciones retóricas.

La vicepresidenta ha dicho que en el Ejecutivo son conscientes de los problemas de agua, de comunicaciones, de infraestructuras, desempleo y despoblamiento en un territorio tan extenso como Castilla-La Mancha que es «importantísimo para entender España».

Ha manifestado que esta región tiene la posibilidad de resolver los problemas cuando dos gobiernos caminan juntos, como es la voluntad expresada por ambos.

Además, ha continuado, algunas respuestas están en los presupuestos generales del Estado que están redactando y que, ha dicho, les gustaría sacar adelante para conseguir una mayor justicia social.