"En beneficio de España"

Cospedal pide al PSOE que no insulte y se sume a un Gobierno "dispuesto a pactar"

La presidenta regional mantiene que "si la oposición no está a la altura de las circunstancias, este Gobierno puede tomar las decisiones que sean necesarias para la recuperación económica de España"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha pedido al PSOE que «no haga de la política del insulto una razón de ser» y que no se niegue a pactar ya que, ha explicado, hay un Gobierno y un partido «dispuesto a llegar a acuerdos en beneficio del interés de España».

La también prsidenta de Castilla-La Mancha ha pronunciado estas palabras durante la clausura de la Escuela de Verano del PP en Gandía (Valencia), en un acto en el que ha asegurado que el país cuenta con un presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que «puede pasear por todo el mundo defendiendo el interés de España con la cabeza muy alta».

«Hoy a diferencia del pasado, si se encuentra con el presidente de Estados Unidos nos da la enhorabuena por lo que hace el Gobierno o si se encuentra con el presidente del Banco Central Europeo dice que España lo está haciendo bien», ha añadido.

«¿Hace cuánto que no nos felicitaban?», se ha preguntado, antes de asegurar que es evidente que «aún quedan cosas por hacer». «A veces son decisiones impopulares, pero hay que tomarlas. Sólo así se consigue despegar», ha precisado.

La secretaria general ha dicho -dirigiéndose a los partidos de la oposición, especialmente al PSOE- que «el insulto es la razón de quien no tiene razones».

«No pueden decir -ha continuado- que no van a pactar nada con el Gobierno, cuando este país necesita de la unidad de los españoles. Que no le den la espalda a los votantes del PSOE, que se merecen un partido que defienda a su país por encima de sus intereses».

Cospedal ha subrayado que la oposición «va a tener al lado a un Partido Popular y un Gobierno dispuestos a llegar a acuerdos en beneficio del interés de España». «Cuanto más acuerdo tengamos y cuantos más seamos, será mejor para España», ha añadido.

«Si no quieren colaborar, nosotros sostenemos a un Gobierno que va a cumplir con su responsabilidad», ha destacado la número dos del PP, quien ha citado la creación de empleo como uno de los principales objetivos.

Ha subrayado que el Gobierno seguirá trabajando en la salida de la crisis y sobre todo en la creación de empleo, antes de matizar que hay en España una «mayoría parlamentaria y sólida».

«Si la oposición no está a la altura de las circunstancias, este Gobierno puede tomar las decisiones que sean necesarias para la recuperación económica de España», ha advertido.

Ha defendido que el PP es un partido «democrático y nacional, de toda España y de todos los españoles» que trabaja «sin descanso» para superar la crisis «por encima de intereses partidarios», a la vez que ha explicado que ya se ha recorrido «la etapa más difícil».

«El mandato de los españoles es ayudar a salir de la crisis y lo estamos haciendo», ha dicho, antes de recordar cómo estaba España, en referencia al rescate. Sin embargo, ha dicho, «España ha podido».

Hablando de la defensa de la libertad con motivo de la instauración en esta Escuela de Verano del I Premio Oswaldo Payá, la dirigente popular ha señalado que su partido defenderá la libertad «con todas sus consecuencias» y que, por el contrario, «a algunos les gusta el dirigismo, que no haya pluralidad de ideas» y que «sólo conciben la democracia cuando ganan ellos las elecciones».

Frente a aquellos que se erigen en «adalides de los derechos sociales y de los servicios públicos», Cospedal ha afirmado que es precisamente el Gobierno del PP el que trabaja por mantener esos derechos para salvar de «la quiebra» algunas de las situaciones que se encontraron en 2011 al ganar las elecciones generales.

Ha citado como logros del Gobierno la ley de estabilidad presupuestaria y financiera, así como las reformas laboral, energética -que permitirá que España «pueda dejar de tener esa dependencia del exterior que impide el crecimiento de la economía y la autonomía de las empresas»- y de las administraciones públicas.