Últimos datos del Sescam

16 agresiones a sanitarios en CLM en lo que va de año, 25 por 100 menos que en 2018

El director general de Recursos Humanos del Sescam ha insistido en la importancia de denunciar cada vez que se produce un conflicto y activar el protocolo en casos de agresiones

Íñigo Cortázar, en la reunión en la que aportó datos sobre las agresiones sanitarias en CLM

Los profesionales sanitarios dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) han registrado en lo que va de año un total de 16 agresiones físicas, lo que supone una reducción del 25 por ciento respecto al año anterior. En el caso de la provincia de Ciudad Real se han registrado cuatro agresiones.

Menos agresiones sanitarias

Así lo ha indicado el director general de Recursos Humanos del Sescam, Íñigo Cortázar, durante la reunión celebrada este lunes en el Hospital General Universitario de Ciudad Real del Observatorio de la Violencia en la provincia donde está representada la administración regional, las organizaciones sindicales, los colegios profesionales y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Dicho observatorio, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional, persigue evitar y minimizar posibles agresiones a profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha en el ámbito laboral.

Plan Perseo

Según Cortázar, que ha recordado que la región cuenta desde el 2005 del Plan Director de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio, el denominado Plan Perseo, cuyos principios básicos son el rechazo explícito a cualquier tipo de violencia y el de la tutela de las víctimas, la regulación del Observatorio de la Violencia que entró en vigor en noviembre de 2018 «ha permitido reforzar el sistema de prevención, protección y reacción para prevenir, proteger y controlar con rapidez cualquier situación de riesgo».

El encuentro mantenido en Ciudad Real permite visibilizar los planes de prevención, homogeneizar los criterios de actuación en las distintas gerencias y concienciar sobre la importancia de denunciar las agresiones. Para ello, ha explicado el director general, desde el Observatorio de la Violencia se establecen «tres líneas de trabajo fundamentales, los planes de prevención, el procedimiento común de actuación ante los conflictos y el circuito a seguir en caso de agresión».

Estas herramientas son las que se han puesto en común en la reunión, con la que se pretende crear un «foro de diálogo entre administraciones y otros representantes sociales con el fin de asegurar la participación activa de todos los agentes implicados».

Protección jurídica y sanciones administrativas

Y es que el director general de Recursos Humanos ha insistido en la importancia de denunciar cada vez que se produce un conflicto y activar el protocolo en casos de agresiones. «Promover acciones de sensibilización y prevención conjuntas, implicando a los agentes sociales y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es básico en la defensa de los profesionales», ha sentenciado.

Asimismo, en la reunión mantenida en el marco del Observatorio de la Violencia se han analizado fórmulas para mejorar la protección jurídica a través de medidas como la personación de la Junta de Comunidades como acusación particular ante cualquier agresión que atente contra la integridad física de los profesionales y el ofrecimiento de asesoramiento jurídico en cualquier momento, ha destacado Íñigo Cortázar en Ciudad Real.

Al encuentro han asistido miembros de las dirección de las seis gerencias de la provincia (Ciudad Real, Puertollano, Tomelloso, Manzanares, Alcázar de San Juan y Valdepeñas), representantes de las gerencias de Urgencias, Transporte Sanitario e Inspección, los responsables de los servicios de Riesgos Laborales, interlocutores provinciales de la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como los presidentes de los colegios profesionales y representantes sindicales.