Sanidad

El tiempo de espera de ingreso hospitalario desde Urgencias no podrá superar las 12 horas

La directora gerente del Sescam, Regina Leal, ha dicho que también "se garantizarán derechos como la información  y el acompañamiento de los pacientes"

Regina Leal, directora gerente del Sescam.

El tiempo de espera de ingreso hospitalario desde Urgencias se hará efectivo en el momento que decida el profesional sanitario, siempre en un plazo máximo de 12 horas desde que se solicita el ingreso.  Así lo ha puesto de manifiesto hoy la directora gerente del Sescam, Regina Leal, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla-La Mancha a la que ha acudido para informar sobre la reducción en los tiempos de espera en las urgencias hospitalarias de Castilla-La Mancha.

Según informa la Junta en un comunicado de prensa, también «se garantizarán derechos como la información  y el acompañamiento de los pacientes» y, tal y como señalara el presidente regional en el Debate del Estado de la Región, esta regulación en la que ya trabaja el Sescam permitirá que todos los pacientes sean recepcionados y clasificados en 10 minutos y atendidos en los tiempos recomendados en función del nivel de prioridad.

Declaraciones de Regina Leal

 

«Con esta norma queremos evitar que se nieguen recursos disponibles, como son las camas hospitalarias, a los pacientes en situación de necesidad de ingreso, como llegó a ocurrir en esta región cuando se bloqueaban camas y se despedían profesionales al mismo tiempo que se necesitaban, condenando a pacientes y familiares a esperar una cama por tiempo indefinido», ha afirmado Leal.

Desde el Ejecutivo regional se explica que la elaboración de esta norma supone un paso más en el desarrollo del Plan Dignifica, puesto en marcha al inicio de la legislatura, y gracias al cual «se han implementado medidas como la apertura de camas, la contratación de más profesionales, la mejora del proceso de alta hospitalaria y la asignación de camas al ingreso urgente y programado o la agilización del proceso asistencial (interconsulta, pruebas, transporte sanitario)».

La demora media en el ingreso hospitalario baja un 66 por 100

Con estas medidas, ha dicho Reginal Leal, se ha conseguido disminuir la demora media en el ingreso hospitalario en un 66 por 100, situándose actualmente en tres horas y media, «muy lejos de las más de siete horas que esperaban los pacientes al comienzo de la legislatura». Además, desde junio de 2015 se ha reducido en un 51 por 100 el tiempo medio de permanencia de los pacientes en los servicios de urgencias.

La directora gerente del Sescam se ha referido también a la disminución en un 53 por 100 en el número de pacientes pendientes de ingreso a las ocho de la mañana en las urgencias de los hospitales castellano-manchegos.

«Las urgencias no son un acto programable y puntualmente puede haber un pico de demanda inesperado ante el que reaccionamos de manera rápida sin llegar a cronificar la situación como ocurría en la anterior legislatura», ha afirmado Leal.

La directora gerente del Sescam ha recordado que la monitorización de todos estos indicadores ha sido posible gracias a la labor que está llevando a cabo la Red de Expertos y Profesionales de Urgencias que se ha plasmado en un cuadro de mandos, con datos a tiempo real, «que nos está sirviendo para la toma de decisiones orientadas a evitar la saturación, a reconducir inercias e ineficiencias, a recuperar derechos de los profesionales y a empoderar al paciente».

Finalmente, ha indicado que la Red de Expertos está trabajando actualmente en un proyecto de investigación para medir las demoras en la atención de los procesos en los que el tiempo es clave, como el ictus, el síndrome coronario agudo, el trauma grave, sepsis grave, hemorragia digestiva alta y la torsión testicular.