El Colegio de Médicos de Toledo

Repulsa ante las amenazas de muerte en el centro de salud de Novés (Toledo)

Un paciente había sido atendido en el centro sanitario y se molestó por no lograr un certificado para eludir el uso de la mascarilla porque no cumplía los parámetros sanitarios para tal fin

Natividad Laín, presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, en una imagen de archivo. Foto - Rebeca Arango

El Colegio de Médicos de Toledo (COM) ha mostrado “toda la solidaridad del colectivo médico de la provincia” con las compañeras, una médica y una enfermera, amenazadas de muerte el pasado martes en el centro de salud de Novés y ha vuelto a mostrar su repulsa ante unos hechos “inadmisibles” que constituyen una auténtica lacra y un delito de atentado contra la autoridad.

La institución colegial toledana condena enérgicamente el suceso y ha querido subrayar la necesidad de denunciar siempre estas agresiones llevadas a cabo por los propios pacientes o familiares de éstos que ponen en riesgo la relación médico-paciente y la seguridad que debe presidir la asistencia sanitaria.

El paciente se molestó porque no consiguió un certificado para eludir el uso de la mascarilla

Así lo han señalado la presidenta y el secretario general del Colegio de Médicos de Toledo, Natividad Laín y Raúl Calvo, respectivamente, quienes han insistido en lo “inaceptable” de situaciones como la registrada en Novés por parte de un paciente que había sido atendido en el centro sanitario y que se molestó por no lograr un certificado para eludir el uso de la mascarilla porque no cumplía los parámetros sanitarios para tal fin.

El COM Toledo recuerda a todos los colegiados su compromiso de poner a su disposición los recursos jurídicos de la institución para tramitar las correspondientes denuncias y ha instado nuevamente a los facultativos a “protegerse y tomar las máximas medidas de precaución para preservar su propia seguridad y evitar en lo posible cualquier tipo de agresión”.

Tolerancia cero con agresiones como la de Novés

En este sentido, desde el COM Toledo se ha reiterado a todas las autoridades políticas, sanitarias y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado la necesidad de que “sigan trabajando para garantizar que los sanitarios ejerzan su labor en las condiciones de máxima seguridad y en trasladar a la sociedad la idea de la tolerancia cero a las agresiones a sanitarios”.