Ni líneas de tren ni relaciones ferroviarias

El presidente de Renfe asegura que no se cerrarán líneas ferroviarias ni en CLM ni en España

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado que el plan de racionalización de servicios ferroviarios regionales acordado por el Gobierno central «en ningún caso y en ningún momento» supondrá el cierre de líneas de tren, ni la supresión de relaciones ferroviarias.

En una entrevista concedida a Efe, el presidente de Renfe ha dicho hoy que este plan tampoco recoge la interrupción de servicios ferroviarios, por lo que no se dejará sin servicio de tren «a ninguna población».

En Castilla-La Mancha, se barajaba la posibilidad de que se suprimieran las líneas Madrid-Cuenca, Madrid-Alcázar de San Juan, Ciudad-Alcázar de San Juan y Guadalajara-Sigüenza.

Sin embargo, Gómez-Pomar ha explicado que la «esencia» de esta iniciativa es «ajustar el número de frecuencias ferroviarias en aquellos casos en los que hay una utilización ínfima», donde «10, 12 o 25 personas utilizan un tren y paradas donde una o ninguna persona lo usan».

Se trata, a su juicio, de «conseguir eficiencia» y «garantizando siempre la movilidad a todos los ciudadanos», a través de autobuses que se pondrán en aquellas estaciones donde «no vaya a existir o no tenga parada un tren».

No obstante, ha señalado que se pueden contar «con los dedos de la mano» los supuestos en los que alguna relación ferroviaria o estación quedará cubierta con los servicios de autobuses.

La misión de Renfe será «la implantación de un acuerdo del Gobierno con un criterio muy claro» y es referente a los servicios regionales con «bajísima ocupación, por debajo del 15 por ciento».

El cierre de estaciones no supondrá ningún despido ni ajuste de plantilla, ha dicho Gómez-Pomar, quien ha reiterado que Renfe garantizará el servicio público de la movilidad.