Más participativo, plural e igualitario

La mujer, con más representación en el Consejo Regional del Pueblo Gitano

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social, ha afirmado que el Gobierno autonómico "apoya la inclusión social del pueblo gitano con 21 proyectos y más de un millón de euros, de los que se benefician más de 3.500 personas"

Aurelia Sánchez ha presidido el Consejo Regional del Pueblo Gitano.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha constituido el nuevo Consejo Regional del Pueblo Gitano, que es más participativo, plural e igualitario, ya que por primera vez una de las vicepresidencias estará ocupada por una mujer gitana y además, el número de entidades pasa de 20 a 25 miembros.

La consejera de Bienestar Social del Gobierno regional, Aurelia Sánchez, ha destacado durante la sesión constitutiva del Consejo Regional del Pueblo Gitano, celebrada en el salón de actos de la Consejería de Bienestar Social las «novedades muy importantes» de este nuevo organismo, tal y como ha explicado la Administración autonómica en un comunicado.

Concretamente, el nuevo órgano se ha modernizado de acuerdo con la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana 2012-2020, que incluye varios objetivos centrados en la inclusión social, la educación, el empleo, la vivienda y la salud, junto con una estrategia de acción, y sinergias con otras políticas y planes.

Asimismo, dado el alto grado de descentralización del entramado administrativo español, se planifica y desarrolla en colaboración con las comunidades autónomas y entes de la Administración Local, y en consulta con el movimiento asociativo gitano.

En este sentido, este nuevo consejo da una mayor representatividad a las entidades de iniciativa social que trabajan con la población gitana.

Para ello, se regula de nuevo la organización, la composición y el funcionamiento del Consejo Regional del Pueblo Gitano, que se constituye como un órgano colegiado de carácter asesor y consultivo de Castilla-La Mancha.

Aurelia Sánchez ha afirmado que el Gobierno autonómico «apoya la inclusión social del pueblo gitano con 21 proyectos y más de un millón de euros, de los que se benefician más de 3.500 personas».

Asimismo, Sánchez ha reconocido a la Federación Secretariado Gitano su labor no solo en Castilla-La Mancha, por defender los derechos del pueblo gitano y ser «un ejemplo de diversidad donde las culturas tienen que converger para construir bienestar y una sociedad mejor», sino también en toda España.