Muchas risas y mucho trabajo en las caravanas de PSOE y PP

La nevera maldita, "parecíamos temporeros", la caída, el extravío... y Murcia: la campaña en el "Pagebús" y la "Paconeta"

Todo el PSOE de Guadalajara movilizado para devolver la extraviada chaqueta de Pilar Alarcón; aumentando la colección de imanes; el día que Antonio Román se volvió a poner la bata de médico para atender a una periodista que se había caído; "ningún caravanero sin ver a sus familiares"; "¿alguna vez te ha ido a recoger a casa la caravana porque te has dormido, a mí tampoco?"; "estoy harta de que se metan conmigo porque mi pueblo está cerca de Murcia"... y muchas más anécdotas de las caravanas que siguen a PSOE y PP, donde todos se quedan con la gran experiencia de seguir una campaña, pero en la que también han echado en falta alguna horita de sueño

Los periodistas en el "Pagebús" y "Paconeta".

Dos partidos cubren la campaña con una caravana que sigue al candidato allá por donde va… y no son precisamente pocos sitios. Emiliano García-Page (PSOE) cuenta con el «Pagebús» y Paco Núñez con la «Paconeta» (PP). Hoy os contamos cómo es una campaña electoral desde dentro siguiendo el relato de los otros protagonistas de estas caravanas: los periodistas.

¿Se come bien cuando estás más de dos semanas siguiendo a los candidatos? ¿Son confortables el «Pagebús» y la Paconeta? ¿Cómo de amables han sido los candidatos? Y lo más importante, ¿habrá recuperado su chaqueta Pilar? ¿Habrá conversado Nuria ya con todos los militantes del PP? ¿Cuántas veces habrán salido rodando las bebidas de la nevera maldita del «Pagebús»? ¿Habrá conseguido Silvia aumentar su colección de imanes en la CLM despoblada?

En las dos caravanas sufren su pequeño y particular síndrome de Estocolmo con los candidatos y tienen sus piques a pesar de que llevan rutas diferentes y prácticamente solo coincidieron en el debate electoral. Mientras unos presumen de dimensiones, «el tamaño importa», se oye en el «Pagebús», con los 14 metros de longitud y donde prevenían a un servidor de que no iba «a entrar en la Paconeta», desde el lado contrario se bromeaba con «si allí te pierdes, cada uno está por su lado, aquí estamos mucho mejor».

En el «Pagebús» charlamos con Ángela Sobrino, de CMM Radio; Auri García, de RNE en CLM; Silvia Bejarano, de Efe; Pilar Alarcón, de Europa Press; Luis Gómez y Yolanda Lancha, de La Tribuna; y Salu García, de Onda Cero CLM; y con otros dos periodistas que, aunque no van siempre en el autobús, también nos cuentan sus vivencias  Javier Pérez, de Castilla-La Mancha Media, y Carlos de la Morena, de TVE en CLM.

En la «Paconeta» relatan las aventuras Miriam Serradilla, de la agencia EFE; Álvaro Pinilla, de la agencia Europa Press; Nani García y Javier Pozo, de La Tribuna; Nuria Ruiz, de RNE; Cristina López Huerta, de la cadena SER; y Rubén García Castelbón, de CMM Radio. A todos ellos les trataremos a partir de ahora con su nombre de pila, salvo a los dos «javis» entrevistados.

Entre «pepenolas», horóscopos y mucho mitin,  vamos con sus testimonios:

«Parecíamos temporeros que íbamos a coger ajos a Balazote»

Les preguntamos a los periodistas si son cómodas las caravanas y el primer hecho a destacar fue el paso «del tercer mundo a Beverly Hills», según detalla Rubén de CMM, que se produjo en una de las caravanas. Se trata del paso de la «Paconeta» a la «Paconeta Plus». Los primeros días tuvieron que ir en literalmente una «furgoneta con asientos». «Odiosa» (Nani), «horrible» (Miriam) y «traumática» (Cristina) son algunos de los piropos que le dedican, aunque como explica Nuria «la vieja iba marcha atrás y la Paconeta Plus va en el sentido de la marcha, mirando al futuro». Y un resumen de todo ello lo hacen Javi «casi insufrible, pero le cogimos cariño«. «Como medio de transporte podría servir, pero para trabajar no», apuntilla Miriam.

«Parecíamos temporeros que íbamos a coger ajos a Balazote (Albacete)», bromea Nani sobre esos primeros días, aunque todo mejoró cuando el PP la cambió por un minibús, en la que todos coincidían en que tiene el suficiente espacio para trabajar con cierta comodidad.

Sin embargo parece que en el «Pagebús» fue un poco más confortable desde el principio, de hecho ese bus es utilizado por equipos de fútbol para hacer largos desplazamientos. «Excelente» (Víctor), «aprobado, como en casa» (Alicia), «espectacular» (Salu), «buena» (Auri), «se va a gusto» (Javier Pérez), «muy agradable» (Pilar), «espacioso» (Silvia y Ángela) y «amplio, como un avión» (Luis), son algunos de los calificativos que empleados.

Piropos para el personal de los partidos que acompaña a los periodistas

Los periodistas se vuelven a poner de acuerdo en algo: buen trato y amabilidad en el personal de campaña. En el trato directo en el caso del PSOE se realiza con Sara Burgos, siempre atenta para resolver dudas y concertar entrevistas con los medios, y Ramón, a la intendencia de comidas y cualquier cosa que les pueda faltar a los periodistas. También buenas palabras para los conductores Fermín y Nuria, y el resto del equipo de periodistas, asesores y gráficos del PSOE.

«Ambiente que favorece el trabajo a pesar de las circunstancias» (Alicia), «amabilidad absoluta» (Víctor), «excelente» (Auri), «de 10, el conductor muy amable al igual que Sara y Ramón» (Javier Pérez), «están pendientes de todo» (Salu), «inmejorable» (Silvia), «excepcional» (Luis y Ángela), «atentos» (Pilar),

Como resumen nos quedamos con las palabras de Carlos de la Morena: «Todo resulta fácil, cualquier problema se resuelve fácilmente, siempre están pendientes, se nota que están para eso y lo hacen bien».

Por parte del PP en el bus va María Pachecho, siempre atenta de los periodistas; y Jesús del Pino, periodista del PP. Pero el trato también se extiende a los asesores que acompañan en otra furgoneta a Núñez y esto es lo que han opinado los periodistas sobre la relación con ellos, con mención especial también para Aceituno, encargado de la parte operativa de la campaña y siempre con un alargador cuando hacía falta. Así valoraban el trato: «Todo facilidades» (Nani, Miriam y Rubén), «correctísimo y muy amable» (Cristina), «inmejorable» (Álvaro), «muy bien, no hemos tenido roces» (Javi Pozo).

Los mojitos de Page y el cumpleaños feliz de Núñez

En la relación con los aspirantes a la presidencia de Castilla-La Mancha durante la campaña no todo son preguntas en entrevistas y declaraciones en mitines y ‘canutazos’. También queda algún momento más distendido entre políticos y periodistas. Como el cumpleaños feliz acompañado de una tarta con el que sorprendió Paco Núñez a Nuria Ruiz o los mojitos a los que invitó Page en la feria de Talavera para tener un fin de jornada un poco más liviano. Estos son los testimonios sobre la cercanía y amabilidad de los candidatos:

Sobre Page: «Lo que la agenda le permite porque es muy frenética» (Víctor), «me ha sorprendido la cercanía» (Alicia), «casi como uno más» (Carlos), «como es Emiliano» (Javier Pérez), «trato ninguno, ha subido muy poco al autobús» (Auri), «ha subido al autobús y en los mitines siempre viene a preguntarnos cómo nos va» (Salu), «muy pendiente» (Yolanda), «nos suele saludar, preguntar y estar pendiente» (Pilar), «escaso el trato» (Silvia), «nos ha mencionado en los mítines» (Luis), «muy cercano, como suele ser él» (Ángela).

Sobre Núñez: «Un 10, un trato familiar» (Álvaro), «me ha sorprendido, era más que uno más, con mucha naturalidad» (Cristina), «gratamente sorprendido» (Rubén) «la cercanía estupenda, sin problemas para preguntas, salvo algún pique entre entre Almansa y Fuenteálamo» (Nani bromeando sobre los piques entre vecinos de localidad), «me ha sorprendido para bien, tenía la imagen de diputado cañero y ahora está cada dos por tres en la ‘Paconeta’ y hemos hablado de todo con él» (Miriam), «de puta madre, es un show» (Javi Pozo).

Las mil y una anécdotas de las caravanas

Hay un día en la campaña que para los miembros de la «Paconeta» fue el más divertido. A todos les encantó el miércoles de romerías de San Isidro, que tuvo muchos momentos reseñables. Comenzando por «Paco improvisando un mitin encima de una silla y la juventud recibiéndole por todo lo alto», cuenta Miriam, a lo que Álvaro añade que «claramente borrachos», pero todo un momentazo para Núñez dándose un baño de masas en Quintanar de la Orden con un mitin a la vieja usanza sobre la silla. «Para Paco fue un momento peculiar porque tuvo un recibimiento que no se lo esperaba, la gente estaba a tope», resume Álvaro.

El propio Álvaro también destaca una particular subasta de San Isidro.«Dos personas muy peculiares subastaban todo tipo de productos, vinos, cremas, productos de limpieza…  Un día muy movidito, el más castellano-manchego de la campaña» en el que visitaron varias romerías, que no tuvo ningún desperdicio y que nos conduce a la siguiente anécdota: el alcalde de Guadalajara, el improvisado médico de guardia de la periodista de la Ser.

«Casi perdemos a una compañera», bromea en la introducción de Rubén. «En la romería de Barbatona (Guadalajara) se dio una leche y la tuvo que atender una ambulancia. Hasta Antonio Román (que además de alcalde de Guadalajara es médico) la atendió», explica. Y es que aunque finalmente se ha quedado en nada, Cristina se asustó «porque no podría mover las piernas». Días más tarde volvieron a encontrarse con Román, quién se preocupó por su estado.

Pero ese día fue «de los más divertidos» y sin beber ni una gota del alcohol se lo pasaron genial a pesar de los percances.

Un buena fuente de anécdotas ha sido Nuria, de RNE, que como relata Cristina, ella se ha «reído muchísimo cuando entrevistaba a los paisanos». «Ha generado mucha diversión, siempre iba grabando todo con su grabadora» y ha dejado momentos memorables como una señora escandalizada en Daimiel porque al mitin del PP había acudido el líder local del Partido Comunista.

En la «Paconeta» todos han tenido la suerte de visitar su tierra. «Ningún caravanero sin ver a sus familiares», bromeaban, ya que han pasado por todos los municipios de los periodistas a bordo. Nuria también ha tenido una peculiar manía, ir comprando de todo allá por donde iba. «Al final me sale cara la campaña», explica, porque allá por donde ha parado ha comprado quesos, vinos…

Pero si en la «Paconeta» narraban todas estas peripecias, en el «Pagebús» no se han quedado atrás. Comenzamos por Pilar,  reconoce que es una persona que no suele perder las cosas, hasta un mitin en Sacedón, donde dejó olvidada una chaqueta y al final se movilizó casi todo el PSOE de Guadalajara para que la recuperada, como finalmente sucedió, con gran implicación del alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, quien quería hacer un viaje solo por llevarla.

Otra campaña casi de estado ha sido aumentar la colección de imanes de Silvia. Tiene la friolera de más de 450 y, como los políticos, se ha planteado un reto para la siguiente legislatura: llegar a los 1.000. Por eso en esta campaña quería conseguir uno de cada pueblo al que iba, solo que hubo algún problemilla. «Operación un poco fallida porque en realidad con el poco tiempo que tenemos entre acto y acto y en otros sitio no sabemos dónde buscarlos o no hay…», lamenta la propia Silvia, eso sí, ha logrado involucrar a todo el autobús en la operación y ya todos han ido un poquito pendientes de sus imanes.

Sara nos habla de otro mitin, en uno que hacía «mucho calor». «Ofrecimos agua pero no era suficiente, Ramón se fue a por el merchandising y distribuyó abanicos entre los periodistas», explica, mientras bromea diciendo que «gracias al merchandising sobrevivimos».

Con Page también bromean sobras las veces que repite algunas muletillas, como apunta Salu, y ahora están centrados en los «localismos» que emplea, destacando dos desconocidas palabras que ha implementado el presidente regional en los discursos: «chocotajá y chalanear«. «Solo la segunda está en la RAE», explica.

También hay anécdotas del día a día. En la caravana del PSOE tienen una curiosa costumbre. Todas las mañanas se entretienen y divierten leyendo el horóscopo de los candidatos en el periódico y después pasan a resolver todos los crucigramas que hay en él, según explica Sara. Además de momentos entrañables como el que nos cuenta Auri. «La conductora del autobús (Nuria Sánchez) ha conseguido una foto con Page que le hacía mucha ilusión».

En «la trasera» del bus iban los medios escritos, Efe, Europa Press y La Tribuna. Por allí recibían muchas visitas de políticos del PSOE y otros compañeros de bus como Gustavo Tabasco, casi nombrado animador sociocultural del viaje. «Vinieron Sergio Gutiérrez (secretario de Organizador del PSOE de CLM), Cristina Maestre…», comienza relatando Luis. Se sentaban en un hueco sin asiento del que luego salían como podían y al propio Luis no le dejaba de chocar que ellos fuesen «en asientos de cuero y los eurodiputados en los huecos, con la papelera detrás, pero lo llevaban con dignidad».

Esas conversaciones en «la trasera» sirvieron de «fuente de transmisión de conocimiento, hacíamos que teníamos invitados», apunta Pilar, y que también sirvió para descubrir «cosas interesantes que se quedan en la intimidad», asegura misterioso Luis.

En el caso de Yolanda, nos cuenta su particular vivencia, porque en esta campaña tuvo una noche terrorífica, pero también un momento muy especial. «Un mitin en Talavera, fue mi última previsión con Nacho Lopez (fotógrafo del PSOE). Ha aprobado de bombero y ya ha dejado la campaña. Su primera previsión fue conmigo en La Tribuna y me hice la última foto de compi de fotografía», recuerda.

Para Víctor también hubo un momento «cumbre», cuando el alcalde de Villafranca de los Caballeros les «guió en moto hasta el mitin«. Alicia recuerda un episodio en el que casi pierde el ordenador en el mitin de Pedro Sánchez en Albacete y Auri rememora un mitín en Quintanar en la que un abuelo ya con los achaques de la edad puso la nota de humor despidiéndose una y otra vez cada dos pasos que avanzaba cuando se iba del mitin para terminar diciendo «no tiréis cosas al suelo».

Varias furgonetas seguían en paralelo la campaña terminando de formar esta caravana electoral. Eran las de Televisión Española y de la televisión de Castilla-La Mancha Media. Entre ellas también han compartido experiencias, comidas, mitines y encuentros con los integrantes de los autobuses. Algunos días les ha tocado a los profesionales de CMM «mendigar energía en el Pagebús», relata Javier Pérez. «Íbamos tan contentos el primer día con la furgoneta y se nos rompió el fusible que permitía la carga», lamenta. Aunque no todo es malo en «furgo» de CMM, porque va «muy bien preparada» con el «tunning» que le han hecho, incorporado una neverita de camping donde siempre hay una bebida fresquita.

Y hablando de neveras, la del «Pagebús» ha dado para mucho. No paraba de abrirse y de esparramar los botes por el autobús. De hecho, en una entrevista con Page se abrió y salieron rodando todas las cervezas. «Se abrió y Page comenzó a decir irónicamente que como nos sobraba el agua… y empezó a hablar del trasvase», explican Víctor y Alicia.

¿Se come bien en la campaña?

«De excursión» y «de la hamburguesa a la comida tradicional» como expresan Luis y Javier Pérez sirve para reflejar las prisas que llevan a veces en la campaña y la disparidad del catering en campaña. En ocasiones casi no dé tiempo a comer, aunque desde los equipos suelen tener todo bajo control y siempre hay un bocata que poder llevarse a la boca, pero otros días sí que se come muy bien.

En la caravana del PP les marcó Casa Félix, en Villarrobledo, con gran variedad de menú y hasta tuvieron la suerte de ir un segundo día. Pero otras jornadas, sobre todo en comidas-mitin, no ha ido tan bien. Como cuando llegaron a Torralba de Calatrava y los asistentes al mitin ya habían acabado con la caldereta.

«Mejor las comidas que las cenas», suele ser la tónica, pero como apunta Víctor «tengo más sueño que hambre». También tiran de humor como en el caso de Rubén y dice que las cenas son «gran variedad de bocadillos de jamón«. «Preferimos los cortados a mano», apuntilla Cristina. Porque las cenas, a esas ya tardías horas, obligan como a Auri a comer hamburguesa por primera vez en años.

En el PSOE también tuvieron algún momento peculiar en comidas-mitin. «Era la guerra de Vietnam«, bromea Pilar sobre lo difícil que era probar bocado en Illescas, sin embargo la de Bolaños «estuvo muy bien». En el «Pagebús» además desayunan todas las mañanas con churros, croissants o bizcochos.

El contrapeso en el PP son las ya famosas dentro de la caravana «pepenolas», las gominolas personalizas con envoltorio Paco Núñez.

¿Con qué se quedan los periodistas de la campaña?

Estrechar lazos con los compañeros y la experiencia profesional son las cuestiones que más se destacan entre lo mejor de la campaña. «Lo mejor es el trato diario con muchos compañeros que habitualmente coincides menos» (Javi CMM), «hacer algo diferente, salir de la rutina y de la tiranía de fichar y estar controlado» (Carlos), «conoces a gente que te aporta, ves comunidad autónoma… Una campaña es una experiencia que no debería dejarla pasar quien la pueda hacer» (Salu), «la convivencia en este Gran Hermano» (Yolanda), «mola salir de la rutina y hacer información regional que marca ciclos de cuatro años» (Luis), «los momentos divertidos con los compañeros» (Silvia y Pilar), «el ambiente con los compañeros con los que pasas mucho tiempo y haces piña» (Ángela), «estrechar la relación con los compañeros y el candidato» (Álvaro), «un máster en periodismo, aprendes a ser rápido, a trabajar en circunstancias no siempre cómodas y fáciles» (Cristina), «una experiencia que cualquier periodista debería vivir» (Rubén), «una caravana muy familiar en la que todos hemos podido ir a nuestros pueblos» (Nani), «una gran experiencia profesional» (Miriam), «me gusta el surrealismo y por eso me quedo con los mitines donde se rompieron varias sillas, donde hacen chocolate o migas, uno en Galápagos con varios Pacos Núñez…» (Nuria), «la experiencia» (Javi Pozo).

¿Y qué es lo peor que han llevado?

Casi todos coinciden en apuntar a las maratonianas jornadas, el cansancio y la falta de sueño como lo peor de esta experiencia. Además pillamos a ambas caravanas después de una de sus peores jornadas, en la que hubo madrugón y trasnochada acumulando 18 horas en ruta.

Repasemos cuáles han sido los peores o más aburridos momentos: «Los discursos cuando sabes que ya no hay noticia» (Auri), «las esperas al candidato y los momentos muertos» (Víctor), «haces muchos kilómetros y llegas casa un poco hasta ahí» (Carlos); «algún mitin un poco aburrido» (Alicia), «las jornadas maratonianas en la que la mayoría de días sales a las 8 y vuelves a las 12» (Javi Pérez), «las horas de descanso son pocas día tras día» (Salu), «dejar al peque con los abuelos, solo lo veo en vídeo» (Yolanda), «no poder poner lavadoras y no poder ver a mi sobrina (Silvia), «el mitin de cierre, no estar en el Cristo de Torrijos cambiándolo por Yuncos y Albacete» (Luis), «no poder ver el final de Juego de Tronos» (Pilar), «las horas de sueño que se van acumulando» (Ángela), «15 días en los que no tienes vida propia» (Álvaro), «la vida personal y familiar es cero, no puedo ir a la peluquería» (Nuria), «duermes poco y trabajas mucho» (Cristina), «la cantidad de horas que pasas fuera» (Rubén), «los trayectos largos» (Javi Pozo), «estoy harta de que se metan conmigo porque mi pueblo está cerca de Murcia» (Nani).

Como resumen de lo mejor y lo peor, o lo más divertido y lo más aburrido, nos quedamos con unas palabras anónimas con el modo irónico activado: «Estoy hasta la…, lo más divertido es cuando llego a casa y lo peor es cuando suena el despertador».

Llegamos al final de la campaña, al final de la caravana y al final del interminable artículo, como interminables han sido las jornadas de periodistas y candidatos como la anterior al día que compartidos con ellos, ya que con muy poquitas horas de sueño emprendieron de nuevo la marcha y respondieron a nuestras preguntas, además de cubrir actos en Tomelloso, Argamasilla de Calatrava, Almodovar del Campo y Tomelloso por parte del PSOE, y en Talavera Fuensalida, Villatobas e Illescas en el PP. Por todo ello desde aquí el agradecimiento por las risas compartidas y por la amabilidad de los profesionales de la comunicación y de los partidos.

La jornada en el «Pagebús» acabó cerca de la una y media de la madrugada (miércoles 22), mientras que la de la «Paconeta» terminó sobre la medianoche (jueves 23) y los periodistas a bordo pidieron a un servidor que se mojase sobre qué caravana me había gustado más. Y eso es lo que voy a hacer. La mejor caravana es…

El domingo lo decidirán todos los castellano-manchegos en las urnas.