En tiempos críticos de Covid-19

Mercadona dona a Cáritas Toledo más de cinco toneladas de alimentos

Hasta la fecha, la empresa lleva donados más de 186 toneladas de productos y alimentos a las organizaciones y entidades sociales

Natalia Castrillo (derecha). con Marisa Martínez en la entrega de alimentos de Mercadona a Cáritas

La empresa Mercadona ha donado más de cinco toneladas de alimentos de primera necesidad -en est ecaso, leche y productos de chacutería al corte- a Cáritas Toledo.

Mercadona: 186 toneladas hasta la fecha 

La compañía, hasta la fecha, ha donado a varias entidades y organizaciones sociales de Castilla-La Mancha más de 186 toneladas de productos y alimentos.

«Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, continúa reforzando su Modelo Responsable durante la situación excepcional que vive el país ocasionada por el Covid-19. En este sentido, consolida su proceso de donaciones a entidades sociales de la comunidad, implementando nuevas medidas que garantizan tanto la seguridad de las personas, como el suministro de estas organizaciones», se afirma desde la entidad en un comunicado.

Al respecto, Natalia Castrillo, directora de Relaciones Externas de Mercadona en la provincia de Toledo, destaca que: “La compañía, en su firme compromiso de estar al lado de los colectivos más desfavorecidos, intensifica su Modelo Responsable colaborando con los bancos de alimentos y entidades sociales de Castilla-La Mancha, a los que donó 250 toneladas de alimentos en 2019″.

Y ha añadido que «la situación de excepcionalidad que estamos viviendo es muy cambiante y requiere por nuestra parte agilidad en nuestras decisiones y planteamientos, con un único objetivo: hacer lo que haga falta para dar respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables en esta situación de extraordinaria complejidad que estamos viviendo”.

Por su parte, Marisa Martínez, coordinadora del centro de distribución ‘Virgen del Sagrario’ de Cáritas Diocesana de Toledo, ha agradecido a Mercadona esta nueva donación, que “ayudará a muchas familias de la Archidiócesis de Toledo que están sufriendo la grave crisis económica en la que nos encontramos”, ha dicho.

Asimismo, ha indicado que “aunque estemos en periodo vacacional, la caridad no tiene vacaciones, ni cierra, porque siempre tenemos que estar atentos a nuestros hermanos más vulnerables: las personas sin hogar, los migrantes, las víctimas de violencia, las mujeres más vulnerables y las familias que no tienen vivienda ni trabajo”.