Operación de la Policía Nacional

Cuatro detenciones y 2.000 plantas de marihuanas incautadas en Cobisa (Toledo)

Habían instalado un complejo sistema para la producción intensiva de la droga, que estaban obteniendo suministro eléctrico ilegalmente y que disponían de un cultivo ilegal de 1.962 plantas de marihuana, además de 13 kilos de esta droga ya recolectada

La droga estaba en una vivienda donde residían cuatro personas.

La Policía Nacional ha desmantelado un nuevo laboratorio clandestino dedicado al cultivo ilegal de marihuana que operaba, en pleno Estado de Alarma, desde la localidad de Cobisa (Toledo).

Esta operación policial, que ha permitido detener a cuatro personas e incautar 1.962 plantas de «Cannabis», es la séptima de estas características que se ha llevado a cabo este año en la provincia de Toledo y ha permitido a la Policía Nacional retirar del mercado ilícito más de 10.000 plantas de esta sustancia en los primeros meses de 2020.

La vivienda de Cobisa se localizó en abril

En el mes de abril los investigadores especializados en la erradicación del tráfico de estupefacientes detectaron una vivienda en la localidad de Cobisa que podría estar dedicada al cultivo intensivo de marihuana.

Desde ese momento centraron su actividad en este lugar, logrando finalmente desmantelarlo el 12 de mayo, cuando realizaron un registro en el interior que les permitió comprobar que los cuatro moradores habían instalado un complejo sistema para la producción intensiva de la droga, que estaban obteniendo suministro eléctrico ilegalmente y que disponían de un cultivo ilegal de 1.962 plantas de marihuana, además de 13 kilos de esta droga ya recolectada.

Los presuntos responsables del laboratorio ilegal desmantelado, dos varones y dos mujeres, fueron detenidos y puestos a disposición de la Autoridad Judicial por su implicación en los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.