De la Guerra Civil

Entrega a la Policía Nacional una granada de mano que su marido guardaba en el armario

Fue la propia mujer la que el pasado 1 de diciembre llevó el artefacto explosivo a la Policía; la granada la había guardado en el armario el marido, ya fallecido

Esta es la granada de mano que una mujer halló en armario, en Alcázar

Una mujer ha entregado en las dependencias de la Policía Nacional en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) un artefacto explosivo que había hallado en su domicilio y que ha sido retirado por los Técnicos en Desactivación de Explosivos (Tedax) para su detonación en un lugar seguro.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 13.45 horas del domingo 1 de diciembre, cuando la mujer se personó en la Comisaría de Policía Nacional para hacer entrega de lo que parecía ser una granada de mano de la Guerra Civil que al parecer guardaba su marido, ya fallecido, en un armario de su domicilio.

Inmediatamente, la Policía Nacional comprobó que se trataba de un posible artefacto explosivo por lo que activó el protocolo de seguridad, acordonando la zona y estableciendo un perímetro de seguridad para impedir daños a personas y bienes, ha informado la Policía en un comunicado.

Se requirió la presencia de los Técnicos de desactivación de explosivos de la Comisaría General de Información (TEDAX-NRBQ), quienes se personaron en la Comisaría de Alcázar de San Juan y, tomando las medidas de seguridad necesarias, aseguraron el artefacto y lo trasladaron a sus dependencias para su desactivación.

Medidas de seguridad

En caso de hallar un posible artefacto explosivo debe evitarse cualquier manipulación del objeto, así como recogerlo o trasladarlo a otro lugar, dada la posible peligrosidad del mismo, ya que podría explosionar con el movimiento. Hay que llamar inmediatamente a la Policía Nacional, que dispone de equipos especializados en la manipulación y desactivación de este tipo de objetos.

Estos artefactos suelen tener muchos años, si bien la carga explosiva puede estar intacta y por tanto detonar, causando graves daños personales y materiales.