Toledo

La Iglesuela decreta tres días de luto oficial por los dos fallecidos en la casa rural

Según ha declarado el alcalde de La Iglesuela, Víctor Eduardo Elvira, la noticia ha causado una gran consternación en este pequeño pueblo de unos 450 habitantes, "donde nos conocemos todos y somos una pequeña gran familia"

Establecimiento rural en el que ha tenido lugar el accidente.

El Ayuntamiento de La Iglesuela (Toledo) ha decretado tres días de luto oficial por la muerte el sábado de dos hombres de 38 y 54 años, al explotar una caldera en una casa rural de esta localidad toledana.

Según ha declarado el alcalde de La Iglesuela, Víctor Eduardo Elvira, la noticia ha causado una gran consternación en este pequeño pueblo de unos 450 habitantes, «donde nos conocemos todos y somos una pequeña gran familia», ha aseverado.

De hecho, ha comentado que uno de los fallecidos, el de 58 años y trabajador de la casa rural, era amigo suyo y que su mujer, natural de La Iglesuela, es una de las dos personas que han resultado heridas leves en el accidente.

Al parecer, según ha relatado al alcalde el propietario de la casa rural «El Tejerajo», había «un problema con el termo grande para suministrar agua caliente a las habitaciones», que estaba intentando solucionar José Manuel, al que habría ayudado un huésped de la casa -el de 38 años- que tenía conocimientos de fontanería.

Como el termo estaba «en malas condiciones», suponen que habrán manipulado algún elemento, lo que ha causado la explosión que les ha provocado la muerte en el acto, ha lamentado el regidor.

Inmediatamente, el Ayuntamiento ha acordado decretar tres días de luto oficial y las banderas de La Iglesuela ya ondean a media asta desde las doce del mediodía.

El accidente, según ha detallado el 112, se ha producido a las 09:42 horas de hoy, en la casa rural «El Tejerajo», ubicada en el kilómetro 37 de la carretera CL-501.

Hasta el lugar del siniestro, muy cerca del límite con la provincia de Ávila, se ha desplazado un médico de urgencia, una ambulancia de soporte vital básico y un helicóptero sanitario, así como bomberos de Santa Olalla (Toledo), efectivos de la Guardia Civil y voluntarios civiles del municipio abulense de Sotillo de la Adrada.

Las dos personas heridas leves, una de ellas la mujer del trabajador fallecido, han sido atendidas in situ por los medios sanitarios y no ha sido necesario su traslado a ningún centro hospitalario, según las mismas fuentes.