El pasado 6 de diciembre

Se investigan las causas de la muerte de un recluso en Ocaña II

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha asegurado que el fallecido no presentaba señales de violencia y que el recluso estaba solo en la celda

Se ha realizado la autopsia, pero no se conocen detalles.

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha señalado que se están investigando las causas de la muerte de un preso que el pasado 6 de diciembre apareció muerto en su celda del centro penitenciario Ocaña II.

A preguntas de los periodistas sobre este suceso, durante la presentación de la nueva campaña que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha este lunes, Tierraseca ha asegurado que el fallecido no presentaba señales de violencia y que el recluso estaba solo en la celda.

El delegado del Gobierno en la región ha informado de que tanto la comitiva judicial como el equipo técnico de la policía judicial de la Guardia Civil se trasladaron al lugar para proceder a las investigaciones.

Asimismo, ha indicado que ya se le ha realizado la autopsia y ha agregado que cuando haya «datos concretos» se darán a conocer.