En la plaza de Jacinto Benavente

Un niño de 17 meses de Chiloeches, salvado por la Policía Nacional en Madrid

Al pedir ayuda por la situación del bebé, acudieron al lugar "rápidamente" cuatro agentes de Policía Nacional de paisano, una pareja en moto y otros dos efectivos de la unidad de caballería

Un grupo de agentes de la Policía Nacional consiguió este domingo estabilizar y mantener las constantes vitales de un niño de 17 meses que se encontraba convulsionando en la céntrica plaza de Jacinto Benavente de Madrid.

La familia de Álvaro acudió el domingo al centro de Madrid desde su pueblo en Chiloeches (Guadalajara) para disfrutar del ambiente navideño en la capital.

Sin embargo, cuando accedían al aparcamiento de la plaza de Jacinto Benavente para regresar en coche a su casa, el pequeño empezó a encontrarse mal.

Llegaron de Chiloeches para ver la iluminación navideña en Madrid

«Llevaba el niño en brazo y tenía la mirada perdida con el cuerpo muy rígido. Se puso en posición fetal y estaba muy rojo de cara», explica a Efe Ana María, la madre.

Al pedir ayuda por la situación del bebé, acudieron al lugar «rápidamente» cuatro agentes de Policía Nacional de paisano, una pareja en moto y otros dos efectivos de la unidad de caballería.

La intervención de los agentes consiguió mantener las constantes vitales del bebé que estaba «convulsionando». «Yo me quedé en ‘shock’ y no quería interferir en el trabajo de los sanitarios», recuerda la madre.

Los policías retiraron la ropa del niño, le pusieron en el suelo en posición de seguridad y esperaron la llegada del Samur-Protección Civil.

Con el niño estabilizado, los sanitarios procedieron a su traslado al Hospital Infantil San Rafael donde quedó ingresado y donde se le están practicando pruebas médicas, aunque los primeros exámenes apuntan a un problema viral.

La madre del niño ha explicado que escribirá una carta de agradecimiento a los servicios de emergencia y a la Policía Nacional, algo que ha hecho ya el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que en las redes sociales ha reconocido el trabajo de los «indicativos Focus 80, 2 y 203 de la Comisaría de Centro por una gran intervención».

«Al ver a unos padres desbordados porque su hijo estaba convulsionando, pudieron mantener sus constantes vitales hasta la llegada del Samur», dice el mensaje del SUP.