Hablan de desprecio

Cisma en el Consejo Regional de Cámaras: Toledo se enfrenta a Ciudad Real y al presidente regional

"Posiblemente solicitaremos amparo al órgano que lo tutela, la Dirección General de Empresas, Competitividad e Internacionalización, o incluso a la propia consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco"

María de los Ángeles Martínez, presidente de la Cámara de Comercio de Toledo. Foto - Rebeca Arango

La polémica está servida. La Cámara de Comercio de Toledo que preside María de los Ángeles Martínez tendrá que decidir si regresa al Consejo Regional de Cámaras “tras comprobar el desprecio del presidente de la Cámara de Ciudad Real (Mariano León) hacia nosotros y que ha sido consentido por el presidente”, Félix Aceñero, tal y como señalan en una nota de prensa.

Una crisis “que comenzó hace algunos meses, cuando el presidente del Consejo, ante la falta de acuerdo en relación a un posible texto de alegaciones a dicha ley manifestó a los miembros de este órgano cameral su intención de presentar él, a título personal, sus propias alegaciones. La sorpresa fue que dicho documento, finalmente, fue presentado con su firma como presidente del Consejo y en papel con membrete del mismo. Documento que ha servido de base para el actual borrador de la ley de Cámaras regional”.

Un hecho “que pese a su gravedad y en aras de evitar una crisis institucional se dejó pasar por la Cámara de Toledo, quien no obstante lo puso en conocimiento de la Junta de Comunidades”.

El Consejo Regional de Cámaras es un auténtico polvorín

Pero fue durante la mañana de ayer jueves cuando “el presidente del Consejo y el de la Cámara de Ciudad Real, quienes materializaron dos acciones que reabren la crisis: primero, se opusieron a que fuera analizado el documento presentado por la Comisión técnica de las Cámaras de la región relativo a alegaciones técnicas que habrían de formularse en relación al borrador de decreto de extinción y liquidación de las Cámaras de Comercio, que podría ser aplicable en estos momentos a algunas de las Cámaras de la región”.

Y, segundo, “se opusieron a tener en cuenta algunas de las alegaciones técnicas contenidas en otro documento presentado por la misma Comisión técnica frente al borrador de la nueva Ley de Cámaras regional, al considerar que los técnicos (los secretarios generales) no eran quiénes para elevar un texto de estas características al Consejo. Pero el propio presidente de la Cámara de Ciudad Real sí presentó al Consejo un documento de alegaciones a la ley de Cámaras regional, al parecer elaborado por esta Cámara”.

¿Qué tipo de interés tiene la Cámara de Ciudad Real y el presidente del Consejo para no querer debabir el decreto de extinción y liquidación de las Cámaras?

Documento que, recalcan, “no fue remitido a las Cámaras con anterioridad a la reunión, si bien pretendió que fuera la base de las alegaciones del Consejo. Algo que contó con el apoyo de Cuenca y que no fue aceptado por Toledo. Albacete y Guadalajara se abstuvieron”.

Desde la Cámara de Toledo se preguntan… “¿Qué tipo de interés tiene la Cámara de Ciudad Real y el presidente del Consejo para no querer debabir el decreto de extinción y liquidación de las Cámaras? ¿Por qué se desprecia el trabajo de la Comisión Técnica de secretarios generales ante dos borradores de normas tan importantes?”.

Por ello entienden que “estamos siendo colocados en un permanente estado de indefensión en el Consejo y las actitudes que se derivan de la actuación del presidente de la Cámara de Ciudad Real y del presidente del Consejo ni son adecuadas en relación a los cuerpos técnicos de las Cámaras ni revelan intención alguna de consensuar un texto de la ley que debe ser abierto y tendente al diálogo”.

La Cámara de Comercio de Toledo analizará en el seno de sus órganos de gobierno la posibilidad de no volver a comparecer en el Consejo Regional de Cámaras

Y es por lo que “la Cámara de Comercio de Toledo analizará en el seno de sus órganos de gobierno la posibilidad de no volver a comparecer en el Consejo Regional de Cámaras si se insiste en seguir adelante con esta actitud y con los planteamientos relativos a los borradores de leyes mencionados. Posiblemente solicitaremos amparo al órgano que lo tutela, la Dirección General de Empresas, Competitividad e Internacionalización, o incluso a la propia consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco”.

Hablan de un permanente frente de bloqueo de las Cámaras de Cuenca y Ciudad Real contra la de Toledo, “lo que hace imposible que prospere cualquier iniciativa de la Cámara de la capital de la región”. Recuerden que las de Albacete y Guadalajara, por sus especiales situaciones económicas, están siendo gobernadas por una comisión técnica o por la propia Junta de Comunidades.