En Toledo, junto al Alcázar

Guadalajara y Toledo: los dos finales que la LXXIV Vuelta a España tiene en Castilla-La Mancha

La etapa que acaba en Guadalajara (17ª) es la más larga y llana; la que concluye en Toledo también es llana (19ª)

Perfil de la etapa de la Vuelta a España que acaba en Toledo

La LXXIV Vuelta a España 2019 tiene dos citas en Castilla-La Mancha: Guadalajara y Toledo.

La 17ª etapa (11º día), comienza en Aranda de Duero (Burgos) y concluye en Guadalajara. Consta de 199,7 kilómetros y es una etapa llana. Se trata de la etapa más larga de la ronda, un día para esprinters o aventureros.

La 17ª etapa discurre por las localidades guadalajareñas de Somolinos (1.129 metros), Atienza (1.098 metros), Sigüenza (988 metros), Mandayona (867 metros), Jadraque (854 metros), Hita (785 metros) y Tórtola de Henares (738 metros).

Por otro lado, casi al final de la ronda, la 19ª etapa (antepenúltima, 13º día), que se celebra el 13 de septiembre, empieza en Ávila y termina en Toledo; la distancia es 163,4 kilómetros y el recorrido es llano. En concreto, la alcaldesa Milagros Tolón anunció que la llegada será junto al Alcázar.

La 19ª etapa por los pueblos toledanos de Escalona (460 metros), Maqueda (470 metros), Torrijos (525 metros) y Albarreal de Tajo (440 metros).

Este mismo año, el día del homenaje a Bahamontes en Toledo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, dijo que iba a hablar con la Unipublic, organizadora de la ronda, para lograr que una etapa de la Vuelta acabara en la capital de Castilla-La Mancha.

No es la primera vez que la primera ronda nacional acaba en Toledo, en lugares emblemáticos de la ciudad como la Plaza de Zocodover y el Hospital Tavera.

La entidad organizadora de la carrera, Unipublic, dio a conocer el recorrido completo de la Vuelta a España.