Durante los sábados

Huelga indefinida en las bibliotecas de la Junta tras no llegar a ningún acuerdo

Después de cinco sábados consecutivos de huelga y tres reuniones este mes con el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, los sindicatos no han conseguido "ningún compromiso" por parte del Gobierno regional

Concentración frente a la Biblioteca de Castilla-La Mancha en el Alcázar de Toledo. Foto - UGT CLM

Las cinco bibliotecas públicas de Castilla-La Mancha iniciarán una huelga indefinida los sábados hasta conseguir sus reivindicaciones fundamentales, que son la recuperación de las plantillas, un horario equiparable al resto de funcionarios de la Junta, el derecho a una carrera profesional y la situación de los interinos.

Después de cinco sábados consecutivos de huelga y tres reuniones este mes con el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, los sindicatos no han conseguido “ningún compromiso” por parte del Gobierno regional, según ha señalado en un comunicado el secretario regional de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Luis Manuel Monforte, por lo que avanzan la huelga indefinida los sábados,.

Según Monforte, UGT, CCOO, STAS y CSIF se han reunido tres veces con Felpeto para trasladarle sus peticiones y “aunque nos ha recibido y escuchado, hasta el momento la buena disposición no se ha materializado en una propuesta concreta”.

Lo que los sindicatos exigen tanto para los trabajadores de las bibliotecas como para los de los bibliobuses es la recuperación de las plantillas, un horario equiparable al del resto de funcionarios de la Junta, el derecho a una carrera profesional y el reconocimiento de la problemática de los trabajadores interinos.

Según Monforte, las necesidades que han planteado los sindicatos “son muy parecidas a las que ve Felpeto, pero todo está condicionado a los presupuestos y a Hacienda”.

Respecto al reconocimiento de los sábados como día de descanso adicional, ha citado la “buena sintonía” en las negociaciones pero no hay ningún compromiso real.

“No es tan complejo que los diez o doce sábados que trabaje cada bibliotecario se puedan intercambiar por días de descanso adicional. Es lo que hacen la mayoría de los funcionarios de la Junta y lo lógico para cumplir con la conciliación familiar”, ha explicado Monforte.

La comisión de huelga de las cinco bibliotecas públicas gestionadas por la Junta ha pedido al presidente regional, Emiliano García-Page, que ponga “empeño” en solucionar la huelga, ha recordado el dirigente de UGT.