ENCLM

27-29: Paso de gigante del Quabit Guadalajara para jugar la fase final de la Copa del Rey

El Quabit (foto de otro partido)

El equipo gallego fue muy castigado por las exclusiones, circunstancia que fue definitiva en la suerte del partido

El Quabit Guadalajara encarriló su pase a la fase final de la Copa del Rey de balonmano después de ganar en el partido de ida de los octavos de final al Condes de Albarei Teucro (27-29), en un partido que controló en el primer tiempo y se complicó en el segundo, cuando su rival le sorprendió con un 3-0 de salida.

Quabit Guadalajara: Buen comienzo

Pese a la vuelta a las pistas del lateral cubano Yoan Balázquez, al Teucro le costó entrar en el choque. No encontró la manera de superar la defensa 5-1 alcarreña y eso lo penalizó con un parcial 1-5 que obligó a su entrenador, Quique Domínguez, a pedir tiempo muerto.

Le sentó bien el parón a los pontevedreses, que elaboraron más sus ataques y pronto vieron el resultado (4-5, min.14), aunque una rigurosa exclusión y varias pérdidas de balón dispararon otra vez al Guadalajara, que jugó con rentas de tres y cuatro goles hasta el descanso (4-8, 6-10, 11-14).

El Teucro entró más enchufado en el segundo periodo

Entró más enchufado el Teucro en el segundo periodo. A eso se sumó que Javi Santana, que había sustituido a Lloria en la portería, sacó varios balones. Y en apenas tres minutos igualó el duelo (14-14, min.34). Eran los peores momentos del Guadalajara, que sufría en ataque.

El Teucro, castigado por las exclusiones, aguantó bajo la dirección de un magistral Borja Méndez. La igualdad fue máxima (17-17, 19-19, 23-23) hasta que el Guadalajara, aprovechando varias pérdidas del rival, pegó otro estirón (24-27) a falta de cuatro minutos. Domínguez pidió tiempo. Y su equipo se puso a un gol.

Faltaban 40 segundos y los visitantes jugaban en superioridad. Buscaron finalizar por el extremo pero Javi Santana sacó el lanzamiento de Parra con la mala suerte de que el rechace le cayó a Javi García para poner el 27-29 definitivo.