La capacidad de Barajas, hasta 2026

El Plan Director del futuro aeropuerto de Casarrubios podría presentarse tras el verano

El consejero delegado de Air City Madrid Sur Javier Ruedas asegura que los plazos previstos por la empresa se están cumpliendo y no cree que la próxima convocatoria electoral de abril afecte al proyecto

Foto del aeródromo de Casarrubios (archivo)

El proyecto de la promotora Air City Madrid Sur para convertir el actual aeródromo de Casarrubios, en la frontera entre Toledo y la Comunidad de Madrid, en el segundo aeropuerto comercial de la capital de España, prevé presentar su Plan Director al Ministerio de Fomento a principios del otoño, superando así un nuevo trámite de cara a conseguir que cristalice una infraestructura que la empresa considera “urgente”.

Antes de la presentación de este Plan Director, el proyecto deberá recibir el visto bueno a su viabilidad, si bien los plazos iniciales que manejaba la empresa se están cumpliendo.

Según ha explicado el consejero delegado de la marca, Javier Ruedas, ya se han presentado todos los análisis previos que exige el Ministerio en cuanto a compatibilidad aérea y afectación a las comunicaciones terrestres del entorno del futuro aeropuerto.

“Ya hemos dado toda la información preliminar medioambiental, y el informe concluye que es un ámbito compatible con el proyecto, además de que dicha zona fue analizada por la Comunidad de Madrid cuando proyectó el Aeródromo Suroeste, y también está consolidada por la propia infraestructura de Casarrubios, que tiene autorización medioambiental desde el año 95″, ha apuntado Ruedas.

El consejero delegado no cree que la convocatoria electoral prevista para el próximo mes de abril vaya a afectar al desarrollo del proyecto, que de momento está en una fase de definición de “ámbitos técnicos”.

La capacidad de Barajas solo está asegurada hasta 2026, según el consejero delegado de la empresa, Javier Ruedas

Javier Ruedas ha puesto el acento en que la capacidad del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas está asegurada hasta 2026, según manifestó el propio presidente de Aena con la capacidad actual de 70 millones de pasajeros al año. Si bien es cierto que se está planificando una ampliación a 80 millones, pero esto solo garantizaría un horizonte de capacidad a 15 años.

Por ello, se evidencia la urgencia en cuanto al desarrollo de una infraestructura nueva que asegure la conectividad aérea del centro peninsular, además de disponer de una infraestructura alternativa ante cualquier contingencia e incrementar la oferta al ciudadano y la competitividad.

De hecho, tal y como ha recordado, en toda Europa se están ampliando aeropuertos importantes “o desarrollándose nuevas infraestructuras para anticiparse a la evolución que se augura para la próxima década del crecimiento del sector”.