La lucha contra la ELA

Juan Ramón Amores: "A la ELA le va a costar ganarme este partido”

Convivir con la ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica, y ayudar a visibilizarla a costa de un gran sacrificio personal es el día a día de Juan Ramón Amores, quien dirige la política deportiva y de Juventud de Castilla-La Mancha

Foto - Rebeca Arango

Nunca vi más vida o al menos más ganas de ella en un cuerpo tan amenazado como el de Juan Ramón Amores. Nunca enmudecí tanto rato ante un entrevistado, muda de preguntas y enmudecida por su relato.

Pocas, poquísimas veces, vibré tanto escuchando un testimonio estremecedor, valiente y, pese a todo, esperanzador. Quizá le fallen los músculos a veces, pero le sobra aliento para sí, para su equipo, para el deporte y para darnos a todos una lección de coraje, fuerza, lucha y utilidad.

Ésta es la segunda parte de la entrevista mantenida con Juan Ramón Amores, director general de Juventud y Deportes de Castilla-La Mancha, al que diagnosticaron ELA con 37 años, cuando llevaba solo 29 días en el cargo, al que llegó allá por octubre de 2015.

Ahora renuncia a su intimidad y descanso para visibilizar su enfermedad y que eso redunde en más investigación, tratamientos, calidad de vida, comprensión social y ayuda para quienes la padecen.

Has sido noticia por la enfermedad que sufres, la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), contra la que estás librando una auténtica batalla…

La ELA es una enfermedad neuromuscular, degenerativa, mortal y que no tiene cura. Me la diagnosticaron un mes después de incorporarme a la Dirección General de Juventud y Deportes (octubre de 2015). Ese mismo día puse mi cargo a disposición y la consejera entonces, Reyes Estévez, me apoyó para que siguiera. El doctor que me diagnosticó me dijo que tenía tres años de vida y poco menos que me invitó a hacer el testamento. No sé de dónde salió este Juanra, pero salió un Juanra distinto. Si me lo diagnosticaron a las 5 de la tarde, a las 7 estaba en un acto de Juventud y Cruz Roja en el castillo de San Servando. Salí, lloré, no vomité de milagro… Pero cuando todo el mundo me dijo, vete a tu casa, yo me puse la corbata y me fui a un acto. Yo me escondía ante un problema mínimo y esto me ha hecho sacar fuerzas, salió alguien que no conozco y que se enfrentó a un cosa…

Cuando todo el mundo me dijo, vete a tu casa, yo me puse la corbata y me fui a un acto

¿Salió el deportista que es Juan Ramón Amores, el competidor?

Sí, el deporte enseña eso. No sé, intento afrontar la enfermedad de una manera distinta, no meterme en casa… Es una enfermedad que evoluciona hacia no poder andar, no poder mover las manos, no poder respirar… Yo hago todo lo contrario: respiro, ando, muevo ese corazón que me acompaña todos los días, el del “Soy joven” y “Somos deporte” (lemas de la Consejería). Estoy disfrutando como he disfrutado de todas las etapas de mi vida: siendo maestro, entrenador de natación y ahora siendo director general de Juventud y Deportes. Ahora soy el que puede cambiar las cosas de las que me quejaba cuando era entrenador y esa pasión sigue aquí hoy, casi dos años después de que me diagnosticaran la ELA.

“Me dicen que la enfermedad está avanzando más lento que en el resto de las personas”

Sigo aquí, con muy poquitos cambios, en el hospital al que voy me dicen que tengo la suerte de que la enfermedad está avanzando más lento que en el resto de las personas. Es muy duro, veo a pacientes que empezaron cuando yo y que van en silla de ruedas, no pueden prácticamente hablar, ya no tienen fuerzas, son totalmente dependientes… Yo me sigo moviendo, sigo hablando y sigo escribiendo. Y eso lo pude hacer por el apoyo que tuve desde el primer momento de la consejera, del Consejo de Gobierno y del propio presidente, que me dijeron que siguiera trabajando y no aceptaron la puesta a disposición de mi cargo.

¿Quién fue la primera persona a la que se lo contaste? ¿Qué te dijo el presidente?

El presidente dice que yo soy el que transmito, pero a mí fue él el que desde el primer momento me transmitió la confianza de que si lo estaba haciendo bien y podía seguir, por qué me iba a rendir. La consejera también fue un apoyo constante, me dijo que la ilusión que yo desprendía hacía falta en la Consejería. El consejero cuando se incorporó (Ángel Felpeto) volvió a decirme lo mismo cuando le dije: no sé hasta cuándo voy a poder estar, pero si cuentas conmigo aquí estoy.

Page me dijo, desde el primer momento, que si lo hacía bien y quería seguir, por qué me iba a rendir

 

¿La primera persona? Mi mujer, que estaba conmigo. Luego llamé a mis hermanos. No tuve el valor de contárselo a mis padres, llamé a un hermano para que juntara a toda la familia en La Roda (Albacete), mi pueblo, y se lo dijera. Otro día llamé a un amigo y se lo dije para que él se lo contara al resto de la pandilla. Al día siguiente vinieron todos a Toledo para estar conmigo y llorara todo lo que tuviera que llorar.

 

Lloré mucho y ahora me asombro de lo fuerte que soy, ahora soy capaz de contarlo. Y sin llorar, siempre hay una chispina de emoción, pero más porque quiero transmitir a los demás que nos tenemos que enfrentar a todo lo que nos venga. Y quedarnos con todo lo bueno que nos rodea. A mí me rodean dos hijos pequeños maravillosos que me hacen vivir, me rodean los deportistas y los jóvenes de Castilla-La Mancha, me rodea una familia espectacular y quiero transmitirles a todos que podría estar en mi casa sin querer hablar con nadie y acepto entrevistas con medios de comunicación para transmitir a la sociedad, a mis amigos y en un futuro a mis hijos lo que no voy a ser capaz de contarles, porque sé a lo que me enfrento. Sé que la enfermedad va a poder conmigo, pero a la enfermedad le va a costar ganarme este partido.

Lloré mucho y ahora me asombro de lo fuerte que soy, ahora soy capaz de contarlo. Y sin llorar

Los deportistas le apoyan, supongo que vives situaciones muy especiales…

¿Sabes lo que pasa? Que a la gente le cuesta hablar de este tema conmigo. Yo sé que todo el mundo lo sabe, pero…

“El siguiente puede ser alguien que puede estar leyendo esta entrevista…”

Quizás temen, tememos herirte o…

Fíjate, el día del reto que hicieron en la piscina de La Roda participaron muchísimos nadadores a los que yo he entrenado… Ese día para mí… Me metí en la piscina, dije que iba a saludar a todo el mundo, a mitad de la piscina me tuve que retirar a la sala de material a llorar, porque no podía más, pero no me rendí. Cuando todo el mundo me decía no sigas yo volví a salir y seguí mi ruta y saludé a todo el mundo que había allí para estar conmigo. “Adelante”, la asociación que se ha hecho para visibilizar la enfermedad, para recaudar fondos para investigar… Todo el que lea esta entrevista debería saber que debe colaborar, que es algo que hasta que no te toca de cerca… Pero el siguiente puede ser alguien que puede estar leyendo esta entrevista…

Juan Ramón Amores sufre la ELA

 

Incluso haciéndola…

Incluso haciéndola. Estamos haciendo embajadores. Hay un chico, Marc Sánchez, que es nadador olímpico, de Palma de Mallorca, que no tiene nada que ver conmigo y es embajador. Miriam Casillas, triatleta olímpica, es embajadora. Sandra Sánchez me escribió y me dijo que estaba disponible con su imagen para lo que pudiéramos necesitar. Juan Carlos de la Ossa ha donado camisetas, la gente se está volcando… En Talavera de la Reina, Tarancón, Torrijos, sitios por los que he pasado y por los que no, que están visibilizando la enfermedad y recaudando fondos.

Hace poco tenía aquí dos raquetas firmadas por Rafa Nadal para sortear.

Estuve con Gabi, jugador del Atlético de Madrid, que me invitó a un partido para que recogiera una camiseta que donaba él y ese día estuve saludando a los jugadores y explicándoles un poco.

Recuerdo que Lopetegui, el seleccionador nacional, que estuvo en la Gala del Deporte de Castilla-La Mancha y cuando le contaron y yo le dije que tenía el sueño de conocer a Andrés Iniesta, me invitó a la próxima concentración de la Selección Española para que estuviera con ellos… Yo soy del Barça y pienso que Andrés es el mejor jugador del mundo por encima de Messi y de Cristiano.

Trato de dar normalidad a algo que no es normal y que nos toca a muy pocos y la mayoría de los que les toca se esconderían. Vamos a hacer que la gente vea que podemos salir de todo, que podemos luchar contra todo. Los deportistas están hechos de un material especial y tengo un montón que se están agarrando a mí para seguir mejorando, que me lo ponen en las redes sociales que soy su ejemplo y yo digo que ni he sido ejemplo ni quiero serlo. Solo quiero ser ejemplo para mis hijos, para que en un futuro cuando vean estas entrevistas, mi trabajo por los demás estando enfermos, se puedan llegar a sentir orgullosos.

“Solo quiero ser ejemplo para mis hijos”

¿Qué podemos hacer los medios de comunicación?

Visibilizar las enfermedades que son raras. Mi enfermedad es rara, afecta a muy poquita gente y eso hace que se investigue menos, que la gente no sepa a qué nos atenemos. Mucha gente me dice que por qué no empiezo a utilizar alguna muleta, para algún día que tengo alguna dificultad porque me encuentro peor, pero para mí sería como rendirme o como que me colara un gol la enfermedad. Lucho para no rendirme, para seguir combatiendo.

Necesitamos que los medios de comunicación transmitan, por ejemplo, que hay personas que tienen que cruzar más despacio un paso de peatones y no se están riendo del conductor y que, a lo mejor, pitar provoca que nos caigamos. Yo, por ejemplo; y si me pitan me asusto mucho y mi neurona no es capaz de parar… Y si caigo al suelo no soy capaz de levantarme… Necesitamos que la gente conozca este tipo de enfermedades y que si en algún momento ven a alguien que lo tienen que le ayuden. Al principio pedir ayuda era algo que me costaba mucho.

 

La ELA se conoce poco…

Sí, la mayoría de la gente no sabe lo que es la ELA. Yo estoy poniendo mi granito de arena y creo que en Castilla-La Mancha hoy se conoce más la ELA de lo que se conocía, no me escondí y visibilicé.

No hace falta que les convenza de nada. Me gustaría que si en Castilla-La Mancha no se puede tener una unidad específica de la enfermedad, no cueste tanto como me costó a mí poder ir a la Unidad de Madrid, en el Hospital Carlos III. Y me costó muchísimo. Yo estaba en una compañía privada y poco más o menos me invitaron a irme. Yo pedía que me derivaran a esa unidad específica de ELA y ellos me decían que en la cartera de servicios estaba todo lo que yo no necesitaba. Supongo que me trataban como a un número, no como a un paciente. Cuando voy a esta Unidad allí me ven todos los médicos, me hacen todas las pruebas y mi informe va pasando por todos el mismo día… O que me vea un fisioterapeuta que es especialista en mi enfermedad y que me diga los ejercicios que tengo que hacer, no para mejorar, sino para perder menos. Eso… Esa compañía privada no lo entendía. Me cambié a la Seguridad Social, hoy me ven en Madrid y en Castilla-La Mancha médicos especialistas que no se enfrentan a esta enfermedad por primera vez, que tratan a mi familia también.

Las asociaciones piden que cuando te diagnostican directamente tengas ya mínimo el 33 por 100 de discapacidad, ¡mínimo¡, porque que te valoren luego un año o dos después puede significar que ya no estés. Ese 33 por 100 en algunos pacientes se convierte muy rápidamente en un 50 o un 60.

La ELA, una “asesina silenciosa”

La palabra esperanza, ¿qué valor tiene para ti?

No tengo esperanza para mí, tengo esperanza para el resto. Yo ya estoy condenado, ¿no? La asesina silenciosa que es la ELA a mí ya me ha cazado… Que no cace a nadie más… Yo estoy haciendo ensayos de investigación para los demás. ¿Que me llegara a mí, que se descubriera algo…? ¡Ojalá! Pero yo no confío, porque para que un medicamento llegue a ser aprobado tienen que pasar muchos años. El que yo estoy probando está en fase ya 4, solo quedaría la comercialización y dicen que eso supone 2 o 3 años.

Solo tengo mi día a día, disfruto, hago mi trabajo, hago las cosas que me hacen feliz, no pienso en 2 o 3 años, colaboro en esas investigaciones para que si en algún momento le pasa a alguien hayan encontrado la solución. Fíjate hasta dónde estoy participando que he estado en un ensayo clínico que no era para encontrar la solución, sino para diagnosticar la enfermedad, que se hace por descarte. A mí me hicieron todas las pruebas de cáncer, la del SIDA, la de metales pesados por si me había contaminado en algún sitio…

Poca gente sabe qué es la ELA. Yo estoy poniendo mi granito de arena y creo que en Castilla-La Mancha hoy se conoce más la ELA de lo que se conocía, no me escondí y visibilicé

Dices que la gente no sabe muy bien cómo tratarte, pero es que desarmas. Cuentas con naturalidad cosas que a cualquiera nos resultan inimaginables.

Yo solo pido que me traten como persona. Si es que no tiene más… Fíjate que muchas veces llego a pensar si estoy haciendo bien mi trabajo o los reconocimientos que vienen son porque tengo una enfermedad y llego a pensar que alguien me reconozca porque estoy enfermo…

¡Ya quisiera mucha gente que no tiene la enfermedad echar la cantidad de horas que yo hecho! ¡Y la cantidad de viajes que estoy haciendo! Así es como quiero que me traten, como una persona que vive su trabajo, que tiene pasión por su trabajo, que está dando lo que tiene por los demás, pero que también está siendo egoísta, porque este trabajo a mí me está dando vida. Que nadie me premie por pena, yo no quiero dar pena, si no que se reconozca el trabajo que hago. Eso me viene de mi padre, al que he visto trabajar de sol a sol toda su vida, yo estoy dando lo que tengo, no soy más que nadie y no soy menos que nadie. Mi pasión me mueve y eso hace que sábados y domingos esté recorriendo la región y que la gente te diga ¿tú cuándo paras?…

Así es como quiero que me traten, como una persona que vive su trabajo, que tiene pasión por su trabajo… No quiero ser más ni menos que nadie

Sí paro, pero no lo cuento. No cuelgo en las RRSS hoy estoy tumbado en el sofá o que hoy estoy jugando con mis niños, aunque a veces eso sí lo cuento porque necesito expresarlo… ¿Cómo quiero que me traten? Como a una persona normal, como lo que he sido toda mi vida. No quiero ser más que nadie ni menos que nadie.

 

Eres una personal normal, con una actitud admirable, quizás como buen deportistas que eres…

Es que yo he nacido con el deporte. Cuando nadie hacía deporte en España, mi padre, que tiene ahora 74 años, lo hacía.

No pongo la mano en el fuego por nadie, pero creo que la mayoría de las federaciones deportivas de CLM hacen las cosas bien

Pues hablemos de Deportes, tu responsabilidad junto con Juventud en el Gobierno de Castilla-La Mancha:

¿Qué opinión tiene de la trama descubierta en la Federación Española de Fútbol? ¿Qué conoce de la situación en Castilla-La Mancha?

La situación es muy grave, porque la Federación de Fútbol es la más potente a nivel deportivo en España. Desde luego, tengo la tranquilidad de que Castilla-La Mancha en ningún momento ha salido en esas informaciones. Yo no voy a poner la mano en el fuego por nadie, pero creo que en Castilla-La Mancha se hacen las cosas bien y espero que en ningún momento salgan noticias relacionadas con nuestra comunidad autónoma. He hablado con el presidente de la Federación de CLM y de momento su situación es de estar a la espera.

 

Lo de la Federación de Baloncesto de CLM era un secreto a voces, pero nadie hacía nada

También se ha presentado una querella criminal contra el expresidente de la Federación de Baloncesto de CLM. Los nuevos responsables le acusan de apropiación indebida, gastos sin justificar…

Era un secreto a voces, un secreto a voces con el que jamás se hizo nada. Nosotros iniciamos una auditoría en la Federación de Baloncesto para ver cómo estaban esas cuentas. Creo que se dieron los pasos necesarios, que era ganar las elecciones, porque era la única forma de ver hasta dónde llegaban los “cotilleos”. Ahora se está empezando a demostrar que ahí había cosas graves, se habla de muchos miles de euros, de apropiación indebida, de cobros anticipados de nómina, gastos sin justificar, viajes no justificables…

La justicia tendrá que actuar, nosotros lo que perseguimos es devolver el baloncesto a dónde nunca debió de bajar. Con el anterior presidente un 80 por 100 de los clubes se salió de la Federación y estamos intentando recuperar la confianza.

El baloncesto ha sido y es un deporte bandera de nuestra comunidad autónoma, tenemos muchos deportistas, entrenadores y árbitros en ligas profesionales, como la ACB. Tenemos dos equipos que van a participar en LEB Plata, muchos equipos en Liga EBA… Tenemos que devolver la confianza en que las cosas se hacen bien.

 

¿Es un caso aislado o con las auditorías que están impulsando podemos haber abierto la caja de Pandora? ¿Qué opinión tiene de cómo se gestionan las federaciones de CLM en materia deportiva?

Yo vengo de una Federación, he sido delegado federativo de Natación en la provincia de Albacete durante 8 años y creo que las federaciones de CLM trabajan bien. Porque salga un caso de alguien que lo hace mal no podemos prejuzgar a los demás.

Lo normal es gente muchas veces desinteresada que en su tiempo libre se preocupa por su deporte, que no cobra, y esos son los ejemplos. La mayoría de las federaciones tiene una ayuda muy pequeña del Gobierno de Castilla-La Mancha para el volumen que tienen y para potenciar su deporte en la región.

“Vamos a hacer auditorías informativas en todas las federaciones”

Sé que hay muchos presidentes que hacen las cosas bien. Vamos a hacer auditorías informativas en todas las federaciones, pero no por fiscalizar, sino por ayudar. Con el nuevo Presupuesto iniciaremos, mínimo, tres auditorías este año para ayudar a las federaciones, que se harán de una manera aleatoria; al que le toque le habrá tocado, pero incluso tenemos federaciones que se ofrecen voluntarias, porque es la forma de refrendar que están trabajando bien.

Lo normal en las Federaciones es gente desinteresada que en su tiempo libre se preocupa por su deporte, que no cobra; esos son los ejemplos

Si juntamos en la misma frase Deporte y Castilla-La Mancha, ¿qué radiografía sale de la boca del director general?

“Somos deporte”, el lema que hemos puesto desde que entré como director general. El corazón del lema no es solo márketing, sino que es el corazón es el que nos hace avanzar, ser más fuertes… Queremos avanzar con nuestros deportistas.

Los deportistas castellano-manchegos no suelen ser los que copan los casilleros de medallas, aunque eso empieza a cambiar en algunos deportes, normalmente minoritarios… Hay están Cubelos, Sandra Sánchez, Alarza, Peces…

Hay muchos futbolistas de CLM en Primera División, empezando por Andrés Iniesta, que es un símbolo para todos nosotros. Tenemos ciclistas disputando el Tour de Francia. El portero del FC Barcelona de balonmano es toledano, Gonzalo Pérez de Vargas. ¿Quién no conoce a Álvaro Bautista en motociclismo? Lo que no hemos sabido es venderlo y visibilizarlos.

Mi trabajo desde que llegué es visibilizar deportes minoritarios y poner como ejemplos de nuestras campañas y nuestros actos a los deportistas. Yo soy muy cercano a los deportistas y ellos me lo reconocen, me dicen que no les cuesta llegar a mí. Estamos trabajando desde la edad escolar para que el deporte sea una forma de vida, una necesidad.

¿Esos nombres propios son la excepción o algo ha cambiado en el deporte de Castilla-La Mancha?

Algo ha cambiado en el deporte en España y en Castilla-La Mancha, cada vez es más profesional, los técnicos están mejor formados y se hizo un gran esfuerzo en las instalaciones, aunque las que hay aún en algunos deportes no son las más adecuadas.

En los últimos 15 o 20 años se hizo un gran cambio en el deporte de nuestra región, donde no había instalaciones y ese fue el primer cambio. Yo cuando era pequeño jugaba en una era y las porterías eran las mochilas. Ahora queda seguir profesionalizando, pero sobre todo seguir formando a personas con el deporte. Formando a técnicos, a directivos y con eso seguiremos avanzando.

No hemos sabido vender los éxitos de los deportistas de Castilla-La Mancha ni visibilizarlos

Becas, instalaciones y formación suelen ser las reivindicaciones de los deportistas… ¿Cuáles son las prioridades en la Dirección General?

La prioridad es el deportista. Hemos trabajado para cambiar el sistema de becas, hemos dado 220 ayudas, porque preferimos que aunque sean menos sean de más calidad. Hoy tenemos 3 deportistas que han recibido 8.000 euros y que son la envidia en toda España y en muchas comunidades nos preguntan cómo lo hemos hecho. Son Paco Cubelos, Sandra Sánchez y David Castro, que han conseguido la máxima subvención por grandes resultados en campeonatos del mundo.

Tenemos una dotación de 300.000 euros, que creo que es adecuada para los deportistas que tenemos en la región, aunque yo voy a pedir más. ¿Se va a seguir avanzando? Sí. Tenemos una convocatoria para jóvenes promesas, que presentaremos en breve, ligadas las ayudas a proyectos de tecnificación, para mejorar.

En cuanto a instalaciones, ¿cuál es el plan?

Las instalaciones asociadas a los centros educativos. Estamos trabajando en un plan para evitar duplicidades y que las instalaciones que utiliza un centro por la mañana las pueda emplear el ayuntamiento por la tarde. También hemos metido un plan de formación para adaptar las metodologías que tenían los profesores de Educación Física.

Los deportistas que le han puesto “los pelos de punta”

¿Cuál es el deportista de Castilla-La Mancha que te ha impresionado más?

Sería muy injusto elegir a un deportista. Me han impresionando muchísimas historias. Se me pusieron los pelos de punta el día que presentamos una campaña con 10 deportistas y Dani Molina nos contaba cómo perdió la pierna, lo superó y se ha llegado a proclamar campeón del mundo de Paratriatlón.

Me impresiona Gustavo Molina, que sigue haciendo deporte tras perder la movilidad en las piernas.

Hay un nadador que me tiene encandilado, Aitor Machuca, de Fuensalida, un pueblo que no tiene piscina cubierta y que es el mejor de su categoría a nivel nacional: 5 medallas de oro en el último Campeonato de España y 2 récord nacionales.

 

Tú sueles acompañar a la cantera castellano-manchega en muchas competiciones los fines de semana…

Me encanta. Es la manera de ver cómo se sienten y qué necesidades tienen. Estoy dejándome todo lo que tengo por acompañar a los deportistas donde entrenan, donde compiten… A Aitor le estuve animando en la propia piscina, me bajé del sitio de las autoridades al 50, como en mis tiempos de entrenador, a animarle. He ido a multitud de deportes.

Quiero conocer a Nadal, me parece un espectáculo de persona, de deportista… Me encantaría solo poderle dar la mano

¿Nos esperan muchas alegrías, con la cantera que estás viendo?

Yo creo que el futuro es ilusionante y esperanzador. Como muestra, el atletismo, donde tenemos una cantera de jóvenes promesas que ya da que hablar y que garantiza un futuro prometedor: Lucas Búa, Irene Sánchez Escribano, Ana Lozano, Paula Sevilla…

No quisiera olvidarme de ningún nombre… Pero tenemos cantera en todos los deportes; la selección de CLM fue campeona de fútbol sala, por ejemplo, por una suma de niños de toda la región que se juntan y ganan a todas las demás comunidades.

¿Algún deportista a quien te hubiera gustado entrenar en natación, tu especialidad?

Es que…

¿Mireia Belmonte?

Tengo predilección por Michael Phelps o por Alexander Popov, que desde mi niñez era mi ídolo, el Zar. Tengo la foto con él en casa como si fuera para enmarcar. Pero soy maestro de Educación Física y me encantan todos los deportes. Quiero conocer a Nadal, me parece un espectáculo de persona, de deportista, alguien que se emociona habiéndolo ganado todo. Me encantaría solo poderle dar la mano.

Pero es que me pasa con la gente que hace badmington, ¡el día que conocí a Carolina Marín!

Y tengo una foto predilecta para mí, con 10 medallas en las olimpiadas, más Paco Cubelos. Estaban Paco Cubelos, finalista en Londres y al que considero una referencia de lo que tiene que ser el deporte en la región; Marcus Cooper, David Cal, el mayor medallistas de nuestra historia, con 5; y Saúl Craviotto, con 4. Y yo en medio, sintiéndome que estaba fuera de la foto.

Me gustaría que mis hijos en el futuro vieran con orgullo esa foto, a su padre siempre rodeado de deportistas. En mis RRSS no paro de compartir fotos con los deportistas de la región, para mí es un lujo. El deporte nunca va a ser lo que necesitamos que sea si no convertimos al deportista en el centro de toda actuación, a nivel político, de clubes, federativo, de medios de comunicación.