Incertidumbre política en España

Cansinas elecciones…

Pedro y Pablo, en sus manos está. Que las bofetadas se las den entre ellos, pero que formen Gobierno. Porque si no esa mano abierta llegará al ciudadano de a pie, y nos dará en toda la cara

Lo tienen todo en sus manos para gobernar y ejercer el mandato que los ciudadanos les dieron en las últimas elecciones generales de abril. Tenemos un sistema electoral que provoca mayorías absolutas o pactos que pueden ser de mil maneras, dependiendo de los actores que intervengan, las ambiciones de cada uno, lo bien o mal que se caigan… Pero que de forma irremediable debería ser así. O sea, pactar.

Porque desde hace mucho tiempo, décadas, sigo escuchando que las mayorías absolutas tal o cual, que al final “pervierten” políticamente al que la consigue, que si se cree esto o lo otro… Pues ahora, que ha llegado el momento de los pactos, apliquémonos a ellos.

Elecciones, esa palabra que nos retumba en el cerebro…

Faltan apenas dos semanas para saber si vamos, o no, a eleciones generales en noviembre y el pacto entre PSOE y Podemos se me antoja que debería ser obligatorio porque hay una poderosa razón para no pensar los contrario: los sondeos, todos, nos los creamos o no, estén desprestigiados según quién lo lance, dicen que los dos bloques, escaño arriba escaño abajo, se van a mantener poco más o menos igual, que el de la izquierda sacará más que el de la derecha y que, entonces, qué… ¿Otra elecciones?

Pactar es ceder mucho por ambas partes, más el que menos aporta claro, y entiendo que joderse mucho porque tienes que aguantar las “tonterías” del otro, y esto último lo digo por los dos bandos.

Por cierto, nunca llegaré a entender el papel de Ciudadanos en toda esta historia, porque los naranjas de Albert Rivera han tenido la oportunidad de entrar en el Gobierno con el PSOE (al no hacerlo ha provocado cabreos y disensiones en el partido) y se han cerrado en banda desde el primer momento. No sé cuál es la rentabilidad que le van a sacar siguiendo como tercer partido político en el espectro nacional cuando en realidad podría tener ordeno y mando aunque fuera como minoritario. Allá cada uno.

Pero el problema actual es que muchos españoles no quieren volver a pasar otra vez por las urnas porque ya hemos votado una y otra vez.

Pedro y Pablo, en sus manos está. Que las bofetadas se las den entre ellos, pero que formen Gobierno. Porque si no esa mano abierta llegará al ciudadano de a pie, y nos dará en toda la cara.

Cansinas elecciones…

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es