César del Río

La última del Reino Unido

Entonces ya no habrá más gilipolleces que proponer

Yo propondría que los borrachos de aquel país que vienen a veranear aquí (no son todos los que llegan, afortunadamente) porque hay sol, bebida, playa y balconing (saltar desde el balcón de un hotel a la piscina, que hay que ser muy tooooonnnnnnto), todo a partes iguales, directamente que pasen por un curso de educación, pagado por su Gobierno, ante, por ejemplo… el mismísmo Lorenzo Caprile