ENCLM

“Es fácil escoger lo bueno en la privada y las complicaciones… ¡A la sanidad pública!”

Natividad Laín, presidenta del Colegio de Médicos de Toledo.

Defensora de la sanidad pública, la presidenta de Colegio de Médicos de Toledo lamenta y critica que se haga política con los "logros sanitarios", se propone ampliar las becas para formación e investigación y dignificar la profesión

Natividad Laín sustituyó el 7 de junio de 2017 al frente del Colegio de Médicos de Toledo a Luis Rodríguez Padial, el histórico dirigente del colectivo médico más importante de la región, el que ejerce en esta provincia. Defensora de la sanidad pública, está al frente de un equipo colegial con terminales en todos los terrenos y en todos los frentes de la sanidad.

El “nuevo” Colegio se propone mejorar la formación de los profesionales, ayudar a que haya más investigación ampliando sus becas y una meta muy clara: dignificar la profesión médica en la sociedad.

Natividad Laín, que desarrolla su actividad profesional en el servicio de Urgencias del hospital “Virgen de la Salud” de Toledo, conoce bien todas las dificultades actuales de la sanidad pública y hospitalaria porque las vive a pie de obra. En Urgencias, donde todo es a contrarreloj, muchas veces al límite y si además ocurre en en el hospital de la región con peores condiciones para ello, como es el caso del viejo hospital de Toledo…

Como cuenta en esta entrevista con encastillalamancha.es, la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo lamenta y critica que se haga electoralismo o política con los “logros sanitarios” y tiene claro que los conciertos con la sanidad privada no pueden ser para que en sus centros se hagan las operaciones “fáciles” mientras la sanidad pública se queda con “lo que no quiere nadie, aunque yo sé que estamos para eso y encantada”.

“Sí, tenemos consultas masificadas, pero eso no es de ahora…”

¿La Sanidad pública de Castilla-La Mancha es un caos, la peor de la historia y con listas de espera falsas, como dice el PP? ¿Comparte esa radiografía el Colegio de Médicos de Toledo?

El caos entiendo que se refieren sobre todo a las épocas epidémicas. Como ahora, con la epidemia respiratoria que todos los años genera un pico de incidencia en atención primaria y especializada y llenamos los hospitales. Pero no solo en Castilla-La Mancha, sino en toda España. En el hospital de Toledo tenemos, además, unos déficits estructurales que todos conocemos.

¿Coincido con ellos? Vamos a ver… En Atención Primaria tenemos consultas masificadas y no hay agilidad a la hora de hacer suplencias o cubrir jubilaciones o vacantes, pero eso no es un tema de ahora. Es anterior y es cierto que en la actualidad se ha hecho un esfuerzo por mejorar eso. La tendencia es a intentar mejorar las contrataciones y las vacantes de Atención Primaria. ¿Que no se ha conseguido del todo? Pues sí, pero es que un profesional médico no lo podemos obtener de un día para otro, porque es un profesional altamente cualificado y difícil de encontrar. Y los profesionales que formamos tenemos que quedárnoslos.

“Es un error intentar utilizar la Sanidad con fines electoralistas”

Entonces, ¿la Sanidad está hoy peor que nunca o no?

Con todos mis respetos, no creo. ¡No creo! Creo que es todo lo contrario. Pero no me refiero solo a las legislaturas, sino que la sensación de salud lleva una trayectoria ascendente, con altos y bajos, a lo largo de la historia. Es un error intentar utilizar la sanidad con fines electoralistas… ¡Eso a mí no me vale! No puedo hacer una proyección sanitaria a cuatro años, tiene que tener más vista de futuro. Es el error, tanto de un lado como de otro.

¿Los médicos se sienten utilizados por todos los partidos, con fines electoralistas?

¡Efectivamente! Y me refiero no solo a estos, sino a los anteriores, y a los anteriores y a los anteriores… No es que se nos utilice como médicos, sino que se utilizan los logros sanitarios con fines electoralistas. Y es peligroso, porque el que utiliza eso al final se le vuelve en contra. Es un tema sensible para la población.

No se puede hacer una proyección sanitaria a cuatro años, tiene que tener más vista de futuro; es el error, tanto de un lado como de otro

El paciente sabe si espera o no…

Claro. El paciente lo sabe. Y los pacientes, en esta comunidad autónoma, y especialmente en Toledo, son buenísimos. Saben que esperan, pero ven lo que hay, ven que no damos abasto y creo que se quejan menos de lo que deberían. Y no me estoy refiriendo a este momento político, que quede claro. Hemos sufrido una serie de recortes y por mucho que se intenten solventar no se consigue en un rato. La Sanidad hay que hacer un proyecto a medio y largo plazo.

“Nos pedimos favores entre médicos para minimizar riesgos de la lista de espera… ¡Desde siempre!”

¿Son falsas las listas de espera que publica el Sescam?

Quiero matizar. Esperar seis meses o un año para operarte un juanete me parece irrelevante. Pero esperar más de un mes para operarte de un cáncer de colon, ¡eso es lo malo! Hay que separar, no se pueden dar números globales. Creo que se nos han disparado las listas de espera en algunas cosas inadmisibles y dependemos de la buena voluntad de los profesionales para minimizar esos riesgos.

¿Se piden favores entre médicos para minimizar el impacto de la lista de espera?

Sí. Raro es el día que no tengo que llamar a un compañero y decirle que tengo un paciente que me lo han citado para una prueba en tres meses y que es inadmisible… Y él me dice, que se venga el viernes y le suma a la lista que ya tiene… Eso lo hacemos todos los días. ¿Desde cuándo? ¡Desde siempre! A mí las listas de espera frías de números no me sirven; tienen que ser sectorizadas y dependiendo de qué patologías.

El Gobierno defiende que hay una mejora espectacular, que las listas de espera bajan y que el sistema se gestiona mejor… ¿Coincides en esa opinión?

En dos años no se pueden encontrar profesionales, aunque ofertes el oro y el moro, porque no existen. Formar un especialista pueden ser 10 u 11 años. O más. Y un médico de Atención Primaria también son 10 años. Sí que hay una tendencia a mejorar la inversión y eso a la larga se notará, pero no con efecto inmediato. Demandamos que esa tendencia continúe. Tuvimos una reducción de las plazas de MIR en Castilla-La Mancha y eso se ha traducido en que tenemos menos especialistas formados por nosotros. Los tenemos que traer de fuera. Y un MIR tarda como mínimo cuatro años en formarse.

Tenemos menos especialistas formados en CLM porque hubo recortes en las plazas de MIR

 

Además, en Castilla-La Mancha tenemos la competencia de Madrid y sus grandes hospitales. Cualquier médico querría trabajar en el Ramón y Cajal o La Paz antes que en “provincias”, ¿no…?

Depende…

¿Madrid nos fagocita?

Ese es el problema quizás más gordo que tenemos. En Toledo, a nivel especializado. Y en Atención Primaria en las zonas más cercanas de Madrid. Hay profesionales que formamos y se van.

“Si queremos que los médicos se queden en CLM no podemos ofrecer peores contratos que en Madrid”

¿Por qué se van? ¿Madrid es mejor “marca” en Sanidad? ¿Pagan más?

Si queremos que se queden los médicos, no podemos ofertar peores contratos que Madrid, sobre todo en áreas especialmente vulnerables, como Atención Primaria y Urgencias. Yo no puedo ofrecer un contrato de tres meses en verano si Madrid está ofreciendo seis o contratos indefinidos.

Eso la administración lo sabe. ¿Qué les dicen cuando sacan este tema?

Nos están diciendo, y el consejero lo dijo en el desayuno con encastillalamancha.es, que ellos están haciendo un esfuerzo por mejorar los contratos, en inversión tecnológica y en profesionales; y no solo médicos, sino en todos los profesionales de la sanidad. Pero… Los profesionales, y en eso los Colegios de Médicos tenemos una labor importante, tenemos que dignificar la profesión, especialmente en Atención Primaria. Por desgracia los propios profesionales tendemos a infravalorarla. La mayoría de los que se están formando no contemplan como primera opción la Medicina de Familia y la Atención Primaria, que es la base de la sanidad. El Colegio tiene que luchar con eso y dignificar a la profesión.

Tenemos que dignificar la profesión, especialmente en Atención Primaria; los que se están formando no la contemplan como primera opción

¿Los médicos han aprendido a tratar a un paciente como un igual y no desde el plano habitual de superioridad al que estamos acostumbrados? ¿Admiten ser cuestionados por los pacientes cuando sus explicaciones no con claras o convincentes?

Nos cuesta, ¿eh…? Tenemos que hacer un ejercicio de humildad… Tenemos que saber con quién estamos tratando y ponernos al nivel de las personas que estamos tratando. Hoy, el acceso a la información es ilimitado. Es obligación nuestra no solo formarnos, sino saber transmitir y empatizar con el enfermo. Yo me he tenido que formar y he hecho muchos cursos para saber dar malas noticias, informar y empatizar…

A veces organizaciones de pacientes con discapacidad o de enfermedades raras se quejan de que los médicos no saben tratar con ellos y tener la especial empatía que requieren…

No podemos saberlo todo. Hay enfermedades no ya raras, sino rarísimas. Y cuando tienes un paciente con una enfermedad así no tienes más remedio que informarte. Pasa por un ejercicio de humildad y por reconocimiento con el propio paciente, que muchas veces él mismo te ayuda a formarte. La comunicación y la información es una queja constante, por ejemplo, en enfermos críticos. Los oncólogos la verdad es que han hecho un ejercicio maravilloso y están muy formados en este tema. De los de cuidados paliativos solo he oído cosas buenas. Pero luego tenemos servicios muy masificados, como los de Urgencias, que tenemos protestas por la información que se da. A veces aquejamos falta de tiempo, pero lo tenemos que tomar como una parte de nuestra actividad y de nuestro trabajo.

¿Qué piden los médicos?

Pedimos temas estructurales, sobre todo en servicios que están muy presionados, por ejemplo en Urgencias, sobre todo en la ciudad de Toledo, porque en Talavera están bastante mejor. Sí hemos mejorado bastante en tema de personal.

 

¿Es un “milagro” superar el día a día en un hospital con las deficiencias del hospital Virgen de la Salud, en Toledo?

Hay ya ciertos déficits estructurales que son difíciles de solventar…

¿Eso puede afectar a la seguridad de los pacientes, según a qué servicio acudan?

He de ser sincera… Ya no por el servicio, hay que tener en cuenta las franjas horarias. Tenemos horas punta, días punta y de todo… El déficit estructural nos obliga a tener más personal pendiente de los pacientes… Y a recurrir muchas veces a la familia para mantener los mínimos de seguridad.

“Se necesita renovación tecnológica en todas las áreas, incluida Atención Primaria”

¿Cómo estamos en tecnología?

Este consejero ha prometido que no va a parar el esfuerzo en renovación tecnológica y yo me agarro a eso como un clavo ardiendo. Se necesita renovación tecnológica en toda las áreas hospitalarias y también en Atención Primaria, porque un poquito aquí probablemente redunde mucho en la atención especializada.

¿Investigamos en la sanidad castellano-manchega?

Nuestro hospital es fundamentalmente asistencial, pero a costa de esfuerzo humano ha habido bastante investigación. Y tenemos un centro puntero, que no se nos olvida, que es el Hospital Nacional de Parapléjicos, que es un centro de excelencia y tenemos que hacer un esfuerzo por seguir manteniéndolo. Nuestros médicos quieren investigar y el Colegio apoya con becas para formación e investigación. Además, queremos potenciar esas becas.

Queremos potenciar las becas de formación e investigación del Colegio de Médicos de Toledo

¿Qué opinión tiene del funcionamiento del hospital de Talavera?

Es un hospital bastante bien estructurado y dimensionado. En todas partes hay problemas, pero es bastante nuevo y ¡a mí me da envidia! Entiendo que algunos profesionales solicitan más competencias y se les están dando. Estamos haciendo un esfuerzo por acercarnos a los colegiados nuestros de Talavera, que somos lo mismo y estamos dando los pasos para la sede nueva de Talavera.

“En la privada no es oro todo lo que reluce”

¿La convivencia de la sanidad pública y la privada es posible? ¿Qué hay que diferenciar entre una y otra? Son médicos todos…

Sí. Son médicos todos.

Y las derivaciones a la privada permiten aliviar las listas de espera.

El Colegio es el Colegio de todos. En realidad, pacientes privados hay pocos. La mayoría van por sociedades y son pocas las que hay, por lo que ejercen una especie de “oligopolio”.

¿Es oro todo lo que reluce en la privada? He oído a médicos quejarse de las tarifas por paciente que les pagan en estas compañías médicas y resuelta que, al final, casi tienen que ver a tantos pacientes como en la pública para que les compense…

No es oro todo lo que reluce. Lo que me han contado es que les pagan una ridiculez. Hay menos sociedades privadas de las que creemos y ejercen un cierto oligopolio y lo que me dicen los compañeros de la privada es que los precios que tienen concertados con ellos son demasiado bajos. También hay algunos conciertos bilaterales (al margen de las tarifas generales) de algunos médicos de cierto prestigio con las compañías. ¿Cómo se mide ese prestigio? Pues supongo que por la demanda que tenga de pacientes… No lo sé.

Entonces…

No puedo estar de acuerdo con los conciertos de quédate tú con lo malo, que yo escojo lo bueno. En Castilla-La Mancha tenemos una población muy envejecida, que, por lo tanto, es pluripatológica, polimedicada y que requiere un consumo sanitario mucho mayor que una población joven. Y nos pasa que muchos pacientes que han cotizado en Madrid ahora están en residencias de la tercera edad de La Sagra, que les cuesta más barato. A partir de ahí empiezan a ser pacientes nuestros, el gran gasto sanitario repercute aquí, no en Madrid. Son pacientes de más de 80 y 90 años.

Nos están llegando pacientes de más de 80 y 90 años, que tiene aquí la Atención Primaria y la cartilla en Madrid

 

¿Qué opina de los conciertos que se hacen con la Sanidad privada para aliviar la lista de espera?

Yo trabajo en un servicio de Urgencias y veo las complicaciones, que son las que no se hacen cargo en la privada, sino que van directamente a la pública, aunque sean de pacientes operados en la privada. Por ejemplo, prótesis de rodilla. Hace un tiempo casi se dejaron de hacer en este hospital pero… ¡Las complicaciones, a la pública…! Las tenemos que resolver nosotros. Escoger lo bueno es facilito. Tiene que saberse que dan respuesta a una parte del problema, pero no a todo. Y no solo porque las complicaciones vienen a la pública, sino porque se llevan pacientes que pueden operar, que son los que no se van a complicar; los complicados se quedan en la pública. Una operación de piedras en la vesícula de un paciente joven es la operación ideal. Pero si el paciente tiene 80 años, anticoagulado, que padece de corazón, de los pulmones, tiene diabetes… ¡A ese paciente no le quieren, ese para la pública!

Por otro lado, creo que es posible redistribuir los pacientes en nuestra comunidad, aunque también entiendo que para un paciente de Toledo operarse en Albacete es una triste gracia, prefiere irse a uno de Madrid. Pero a lo mejor si reorganizamos el concierto y nos ocupamos de dos áreas, como los ancianos que han estado tratados siempre en Madrid y ahora los tratamos nosotros, a lo mejor no nos hace falta otro concierto. En mi hospital ahora mismo hay 50 camas ocupadas por esos pacientes. Si se los llevan a Madrid, yo tengo 50 camas para operar. Un convenio con Madrid se debería plantear teniendo en cuenta estas situaciones, que no se lleven solo “lo bueno”, porque entonces salimos muy desfavorecidos.

“Estoy de acuerdo es disminuir el fraude de las bajas, nos tenemos que implicar un poco más”

La Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Cecam, ha puesto el dedo en la llaga del fraude de las bajas temporales y ha pedido implicación y responsabilidad a la inspección medica. El Ministerio de Trabajo calcula que un 40 por 100 de las IT son fraudulentas.

Estoy de acuerdo en disminuir el fraude, como no puede ser de otra forma. Creo que los inspectores se están implicando más y vigilan las bajas. Están haciendo más trabajo de inspección. Quizás el resto de profesionales nos tenemos que implicar un poco más. A lo mejor hay que dar formación en ese tipo de cosas. También ha pasado en estos años de más paro, que había pacientes que te pedían que no les dieras la baja. Hay que tener cuidado con los sistemas coercitivos.

Si el paciente tiene 80 años, anticoagulado, padece de corazón, de los pulmones, con diabetes… ¡Ese para la pública!