Nuevo giro brusco del tiempo

Las temperaturas caerán desde el jueves unos 12 grados con un ambiente propio de marzo

Del calor extremo se va a pasar, sin solución de continuidad, a un tiempo propio del mes de marzo, a una bajada de hasta 12 grados de temperatura, a lluvias fuertes y hasta nevadas por encima de los 1.500 metros

Las temperaturas bajan hasta 12 grados Foto - Europa Press

El episodio de altas temperaturas, que seguirán subiendo en buena parte del país hasta este miércoles, dará paso este jueves a un descenso “brusco”, de unos 10 a 12 grados de las temperaturas máximas que pasarán de estar en valores propios de final de junio y la primera quincena de julio a regresar a las habituales de principios del mes de marzo, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que espera la llegada de una borrasca que dejará lluvias fuertes y que incluso habla de nevadas por encima de 1.500 metros.

Temperaturas entre 5 y 10 grados bajo de lo normal

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha explicado que hasta el miércoles el mercurio seguirá “claramente” por encima de lo normal, entre 5 y 10 grados de anomalía positiva, y a partir del viernes se recuperarán los valores normales en el litoral de Levante y en el Mediterráneo, pero en el resto de la Península y especialmente en buena parte del centro y del norte caerán hasta situarse entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal.

Esto, según ha comentado, correspondería con valores del inicio de la primavera e incluso previos, de las primeras semanas de marzo, frente a las actuales, más propias del mes de julio.

Sigue el calor hasta el miércoles; entre el jueves y el viernes habrá una caída y volverán los chubascos fuertes y de carácter tormentoso

De momento, hasta entonces seguirá el “calor”, que repuntará hasta el miércoles en el norte y después, entre el jueves y el viernes se producirá una caída y volverán los chubascos fuertes y de carácter tormentoso.

En cuanto a las temperaturas mínimas ha comentado que, sin embargo, están siendo más normales, al menos en el norte de la Península. En el sur, sin embargo sí hace calor también por la noche.

El miércoles será un día con cielos despejados en prácticamente todo el país y por la tarde se podrá nublar en las comunidades de Levante, donde podría haber lluvias débiles en el norte de la Comunidad Valenciana.

Las temperaturas descenderán en el nordeste del país, sobre todo en Cataluña, en la Comunidad Valenciana y en el centro peninsular, mientras en el sur volverán a subir. El portavoz ha destacado que ese será un día de temperaturas “claramente por encima de los valores normales” para la época y soplarán vientos intensos de levante, aunque amainarán, en el Estrecho y también se esperan vientos intensos en Galicia y en el norte de Cataluña.

Respecto al jueves, ha comentado que hay mayor incertidumbre ya que se espera la llegada de un frente de una borrasca atlántica que provocará aire fresco y dejará lluvias.

“Falta saber cuándo llega exactamente”, ha admitido, aunque añade que las temperaturas ese día comenzarán a bajar por el norte, pero seguirán altas en el centro y sur. Por ejemplo, ese día se superarán los 30 grados en Madrid y en la meseta y en el valle del Guadalquivir se superarán los 32 grados.

Se prevé que el frente se aproxime por la tarde y dejará chubascos tormentosos ya ese día en Galicia y en el Cantábrico más occidental y también habrá tormentas en Asturias, Cantabria, Castilla y León, Alto Ebro y Navarra y por la tarde se esperan chubascos tormentosos asociados al frente. Las temperaturas bajarán en el tercio occidental de la Península pero aún seguirán altas en el resto.

De cara al fin de semana el frente avanzará por la Península y dejará precipitaciones

De cara al fin de semana, ha señalado que el frente avanzará por la Península y dejará precipitaciones a su paso que serán “bastante generales” en la mitad norte y, además, tormentosas y fuertes. “Puede ser un día de lluvias fuertes en todas las comunidades cantábricas, en el País Vasco, Navarra, norte de Castilla y León y en Aragón y se producirán chubascos tormentosos en el sistema Ibérico, en el central y en Baleares por la tarde.

“Es muy probable que las temperaturas bajen mucho en toda la Península menos en Galicia, donde ya habían bajado el día anterior, así como en el litoral Mediterráneo y Baleares, donde incluso pueden subir”, ha comentado.

De este modo, avisa de bajadas “bruscas” y de la posibilidad de nevadas a partir de 1.500 metros de altura.

“Aparcamos el verano a partir del viernes y nos quedamos en tiempo revuelto, más propio de marzo, con chubascos tormentosos en el tercio norte y en zonas de montaña y temperaturas más frescas de lo normal”, ha comentado.