En Toledo

Detenidos cuatro varones por vender cachorros de perro en Internet que morían tras la compra

Vendían los animales por un precio inferior al del mercado y cuando estos morían cambiaban sus números de teléfono y sus datos en la web de compra

La Guardia Civil ha detenido a cuatro hombres con edades comprendidas entre los 34 y los 46 años, y que responden a las iniciales C.D.G.G., E.G.A., M.E.C. y M.A.G.M, por vender a través de una página de Internet cachorros de perro que morían después de su compra. Se les ha imputado por pertenencia a grupo criminal y por 15 delitos de maltrato animal más otros 15 de estafa cometidos en las localidades toledanas de Valmojado y Casarrubios del Monte, en Fernán Núñez (Córdoba) y en Navalcarnero y Móstoles (Madrid).

Según ha informado en nota de prensa la Guardia Civil, agentes del Área de Valmojado (Toledo) iniciaron una investigación para lograr identificar a las personas que se hacían pasar por particulares para vender los animales y detectaron que lo hacían a un precio bastante menor que el del mercado.

Además, a través de los distintos informes veterinarios que presentaron los perjudicados, la Guardia Civil comprobó que los cachorros murieron en menos de 24 horas después de haber realizado la transacción, la cual se hacía en un lugar de la vía pública y cobrando en metálico.

La estafa de los cachorros finalizaba cuando los supuestos delincuentes cambiaban sus líneas de teléfono y datos

Cuando las víctimas comprobaban el estado deplorable de los animales y se ponían en contacto con los vendedores para reclamar, se desentendían del problema y les remitían a distintos servicios veterinarios supuestamente asociados con ellos, siendo esta circunstancia falsa. Los delincuentes desatendían las llamadas, obtenían nuevas líneas telefónicas y se registraban en la web con nuevos datos.

La Guardia Civil logró identificar y detener a las cuatro personas que formaban este grupo criminal. Uno de ellos era el encargado de anunciar la venta de los cachorros en Internet y el resto se iban alternando para concertar las citas de entrega con las víctimas. Una persona más fue investigada en relación con estos hechos aunque finalmente no se la detuvo.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.