Cuatro hombres detenidos

Más de 2.500 plantas de marihuana ocultas en dos naves de Menasalbas (Toledo)

Utilizaban reflectores, transformadores, cuadros eléctricos, balastros, sistemas de riego, aires acondicionados, ventiladores, lámparas, circuitos de ventilación y filtros de olores, con lo que conseguían mejorar la gestión de los cultivos con sofisticados sistemas que permitían una producción permanente de cosechas de cannabis durante todo el año

Las dos naves, de unos 1.400 metros cuadrados, en Menasalbas, estaban llenas de marihuana.

Cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 23 y los 45 años, han sido detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de los delitos de elaboración y cultivo de sustancias estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal después de que los agentes descubrieran nada menos que 2.685 plantas de marihuana en dos naves de la localidad de Menasalbas, en la provincia de Toledo.

Era un cultivo interior de marihuana de alto rendimiento y que contaba con una infraestructura perfectamente diseñada. Además de las plantas, encontraron 12.330 euros, un vehículo y material para el cultivo de la droga.

Fue en septiembre cuando la Guardia Civil de Menasalbas, en colaboración con agentes de Mora, pusieron en marcha la operación Odense.

Se gastaron unos 200.000 euros en acondicionar las naves de Menasalbas

Los ahora detenidos buscaban naves a través de inmobiliarias o anuncios. Después montaban todo el dispositivo utilizando reflectores, transformadores, cuadros eléctricos, balastros, sistemas de riego, aires acondicionados, ventiladores, lámparas, circuitos de ventilación y filtros de olores, con lo que conseguían mejorar la gestión de los cultivos con sofisticados sistemas que permitían una producción permanente de cosechas de cannabis durante todo el año. De hecho, invirtieron unos 200.000 euros.

Una vez montado el complejo, el cabecilla de la organización dejaba en el interior a personas para su cuidado y mantenimiento, siendo reemplazados cada cierto tiempo por otros.

A partir de ahí comenzaba el cultivo, la recogida y el procesamiento de la marihuana para después empaquetar y almacenar la droga.

Para transportarla utilizaban el método de ocultación entre mercancías legales, que sacaban fuera del país.

El registro de ambas naves, de unos 1.400 metros cuadrados cada una, se realizó el 17 de octubre. Las naves pertenecían a un vecino de Menasalbas y las tenía alquiladas a estos súbditos extranjeros.

Además, el fluido eléctrico que utilizaban procedía de tres enganches ilegales.

Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Toledo.