Desvelamos el proyecto de la primera fase

Aceras y calzada nuevas, ordenación del aparcamiento… Así será la nueva calle Jarama, en el Polígono de Toledo

El Ayuntamiento de la capital regional invertirá un millón y medio de euros, las obras se licitarán y adjudicarán en las próximas semanas y, probablemente, comenzarán en marzo de 2020

Un millón y medio de euros se invertirán en las obras de remodelación de la calle Jarama, la principal vía del Polígono Industrial de Toledo en el barrio de Santa María de Benquerencia. Foto - Rebeca Arango

Mejorar el pavimento bituminoso de la calzada (resistentes a la humedad, el calor y los aceites), reordenar las plazas de aparcamiento existentes y crear algunas nuevas, además de mejorar el pavimento de las aceras peatonales y de los accesos. Son las actuaciones que se van a llevar a cabo en la calle Jarama, la vía principal del Polígono Industrial de Toledo, cuyas obras se licitarán y adjudicarán en las próximas semanas y que, probablemente, comenzarán en marzo de 2020.

El Ayuntamiento de la capital regional invertirá un millón y medio de euros y este es el proyecto de la primera fase que les adelanta encastillalamancha.es.

En el pavimento de la calzada se realizará un fresado de ocho centímetros de espesor, con dos capas posteriores de MBC. Y las bandas laterales de parterres, que en la calle Jarama son escasas y se utilizan como aparcamientos, se transformarán junto a parte de la calzada actual en plazas de aparcamiento en batería.

Las actuales aceras se demolerán y en su nueva pavimentación se utilizará baldosa hidráulica

De hecho, en los aparcamientos, con el claro objetivo de aumentar el número de plazas, donde sea posible dado la anchura de la plataforma, se hará un aparcamiento en batería. En el resto de la calle el aparcamiento será en línea.

Las actuales aceras se demolerán y para su nueva pavimentación se empleará una baldosa hidráulica sobre una nueva solera de hormigón de ocho centímetros de espesor.

Y en los accesos a las parcelas, siempre dentro de la superficie pública y sin invadir la zona de servidumbre, se demolerá igualmente el pavimento actual y se construirá una nueva solera de hormigón armado y fratasado a máquina de 15 centímetros de espesor.

Agotamiento superficial de la calzada

La calzada de toda la calle, según el proyecto, «cuenta con patologías que evidencian un agotamiento superficial. Pero no se han observado zonas de importancia con blandones, más allá de pequeñas áreas muy localizadas». Las patologías más habituales «son las grietas, tanto longitudinales como transversales, así como el cuarteo de malla gruesa. Patologías que aparecen cuando se dan algunas de estas condiciones: falta de espesor o fatiga de las capas del firme, falta de capacidad portante del firme o mala calidad de algunas de las capas del firme».

Por lo que para solucionar estas patologías se va a fresar el firme «en un espesor suficiente de manera que se eliminen todas las capas que se encuentran agotadas».

Restitución del acerado actual, nuevas aceras y transformación de algunas en aparcamientos

Respecto a las aceras, las actuales están hechas con hormigón, «presentando en la mayor parte de los casos un deficiente estado superficial». Por lo que se han planteado varias opciones, que son las siguientes: restitución del acerado actual, creación de nuevas aceras y transformación del acerado en aparcamiento.

Las aceras actuales se demolerán al menos en un espesor de 15 centímetros, incluyendo los bordillos laterales. Las nuevas baldosas serán de tipo hidráulico en cemento con acabado superficial abujardado. Las aceras irán delimitadas perimetralmente por un bordillo de hormigón de color gris.

Y en principio no van a resultar afectados ninguno de los servicios y canalizaciones que hay debido a que se va a actuar, principalmente, sobre la superficie de la calle.

Poligono_Industrial_Toledo_20191009309

 

Calle_Jarama_Poligono_Toledo_

 

Poligono_Industrial_Toledo_20191009310