Un vuelo que había salido de Bruselas

Amplio dispositivo de Policía y Guardia Civil en el aeródromo de Ocaña al pensar que Puigdemont llegaba en un avión privado

Hasta Ocaña se han desplazado sobre las cinco y media de la tarde unos 50 efectivos de los dos cuerpos: tanto de Madrid como de la Comisaría de la Policía Nacional de Toledo y guardias civiles tanto de la capital regional como del puesto de Ocaña

Esta es el avión privado que ha aterrizado en Ocaña y en la que pensaban que podía venir Puigdemont.

Un amplio dispositivo tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil se ha dado cita esta misma tarde en el aeródromo de Ocaña, en la provincia de Toledo, ante la sospecha de que el mismísimo Carles Puigdemont podría aterrizar a bordo de un avión privado que había salido desde Bruselas (Bélgica), tal y como ha podido conocer encastillalamancha.es. Avión privado que les mostramos en las dos fotografías que pueden contemplar en esta información.

Puigdemont no estaba en un avión en el que han llegado siete ciudadanos belgas

Pero no ha sido así, ya que en la citada aeronave en realidad llegaban siete personas de nacionalidad belga. Por lo que el expresidente de la Generalitat catalana no viajaba en ella.

Hasta Ocaña se han desplazado sobre las cinco y media de la tarde unos 50 efectivos de los dos cuerpos: tanto de Madrid como de la Comisaría de la Policía Nacional de Toledo y guardias civiles tanto de la capital regional como del puesto de Ocaña.

avioneta_ocana2 copia
Se ha podido comprobar que en este avión privado han llegado siete ciudadanos de nacionalidad belga.

 

Recuerden que Puigdemont está huido de la Justicia española, que se encuentra en Bruselas y que tenía la intención de participar en el debate de investidura previsto para el martes 30 en el Parlament de Cataluña. Aunque en las últimas horas recibió un varapalo por parte del Tribunal Constitucional, quien cerró cualquier camino hacia la investidura que no pasara porque se presentara primero ante la Justicia española.

En cualquier caso y ante la sospecha de que pudiera viajar en el citado avión privado, el despliegue en Ocaña ha sido espectacular. Pero Puigdemont no iba en él…