Balance de "Resultados del Ejercicio 2017"

Caja Rural CLM cerró 2017 con 26,5 millones de beneficio y "creciendo en todos los epígrafes, menos los negativos"

Caja Rural Castilla-La Mancha ha presentado su balance de "Resultados del Ejercicio 2017", que arroja un beneficio de un 4,08 por 100 superior al de 2016, así como mejoras en las ratios de eficiencia, de morosidad y de capital

Javier López Martín y Víctor Manuel Martín Foto - Receba Arango

Caja Rural Castilla-La Mancha, en palabras de su director general, Víctor Manuel Martín, “ha crecido en todos los epígrafes, menos en los negativos, como la morosidad”. Es el resumen que hace de los “Resultados del Ejercicio 2017” que ha presentado hoy en la sede central de Caja Rural en Toledo junto con el presidente de la entidad, Javier López Martín.

 

En cuanto a los datos, la entidad generó 26,5 millones de beneficios antes de impuestos durante el 2017, lo que supone un 4,08 por 100 que en 2016. Tras impuestos, las cuentas se quedaron en 23,3 millones, un 6,39 por 100 más que en el curso anterior. El volumen de negocio de la entidad también se incrementó, exactamente en un 3,87 por 100 hasta 7.377 millones (275 más).

Además, las operaciones crediticias subieron hasta los 942 millones concedidos en más de 16.992 operaciones durante 2017. En total se han alcanzado los 3.373 millones en créditos concedidos, que suponen un 5,83 por 100 más del volumen prestado al final del ejercicio anterior.

La ratio de morosidad se situó en el 2,8 por 100, muy por debajo de la media del sector financiero que se sitúa en el 7,79 por 100. En cuanto al ratio de capital, el dinero propio que tiene la caja sobre los recursos totales, aquí Caja Rural ha incrementado un 10,22 por 100 en el último año hasta el 18,03 por 100 de ratio de capital, añadiendo más de 45 millones hasta alcanzar los 455. Asimismo, aumentaron las comisiones netas, 3,4 millones más, un incremento del 12,25 por 100 con 31 millones; así como el margen de intereses, que llegó a los 87 millones.

Javier López Martín ha asegurado que el balance “certifica la solvencia y la solidez” Caja Rural CLM, además de “consolidar un modelo de gestión y de negocio que nuestra entidad viene desarrollando”. En este sentido, ha asegurado que el “ADN” de la Caja siguen siendo “las cooperativas”, un “compromiso histórico” que cuenta con 305 cooperativas que trabajan codo con codo con la entidad.

Por su parte, Víctor Manuel Martín ha resaltado como dato que le hace especialmente ilusión el que Caja Rural haya crecido “en profesionales”, y es que durante el curso pasado la entidad contrató a 23 empleados nuevos que suman un total de 1.035.

“Cuando otros cierran, nosotros abrimos y contratamos. Siempre hemos pensado diferente, ante la falta de negocio, nosotros salimos a buscarlo”, ha afirmado Martín.

Victor_Manuel_Martin_
El director general de Caja Rural CLM, Víctor Manuel Martín.

 

Martín ha explicado el “difícil” entorno con el que ha tenido que lidiar la Caja en el último año, en el que a una situación con uno tipos de interés bajos, hay que sumarle “los nuevos jugadores” que intervienen en el mercado, que se “complica más debido al tamaño de los jugadores y de los desarrollos tecnológicos”.

En este sentido, ha subrayado que pese a este entorno, la entidad ha logrado unos positivos resultados. “Incluso con tipos de interés negativos, la Caja ha logrado mejores resultados, esto es muy difícil en el sector financiero”, ha resaltado.

Además, ha explicado que la Caja concentra su negocio combinando la tradición de cooperativa de crédito, pero adaptándose a los nuevos retos que presenta la digitalización. “No vamos a dejar de ser una cooperativa de crédito” y por ello, tal y como ha indicado, seguirán apostando por los sectores desfavorecidos con la labor de la Fundación de Caja Rural CLM, así como con la presencia en los entornos rurales, puesto que más del 10 por 100 del las 381 oficinas de la Caja están en pueblos donde son la única entidad financiera.

En el último año, Caja Rural ha abierto 8 oficinas en 2017 y ha aumentado el número de clientes en más de 12.000, logrando un total de 412.000, de los que más de 200.000 ya utilizan la banca electrónica. Por último, los socios de la entidad alcanzaron los 79.500 socios.