Tras las quejas de APAM CLM

El consejero contesta a APAM CLM y afirma que los delitos se denuncian a las Fuerzas de Seguridad

Arroyo ha señalado que la queja viene de una parte de los Agentes Medioambientales -los representados en la asociación- y se ha mostrado convencido de que cuenta "con el respaldo de la mayor parte de los agentes"

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado hoy que es “obvio” que ante cualquier delito, también en el medio rural, hay que dirigirse en primer lugar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para denunciar, en referencia a APAM CLM.

Así ha respondido el titular de Medio Ambiente, a preguntas de los periodistas, a raíz de la denuncia que ha realizado esta mañana a través de un comunicado la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM CLM) acusando a la Consejería de impedir que se denuncien delitos contra el medio ambiente ante juzgados y fiscalías.

La asociación ha pedido el cese de la secretaria general de la Consejería por la instrucción dictada a este respecto, pero el consejero ha asegurado que respalda la actuación de la secretaria general.

“Es una parte de los Agentes Medioambientales”, en referencia a APAM CLM

Arroyo ha enfatizado que se trata de una parte de los Agentes Medioambientales -los representados en la asociación- y se ha mostrado convencido de que cuenta “con el respaldo de la mayor parte de los agentes”.

Además, ha defendido que la Consejería intenta, desde el inicio de la legislatura, “resolver el problema de los ciudadanos en primer lugar, y no el de los funcionarios o el de los Agentes Medioambientales”.

Por ello, ha manifestado: “Hay que olvidarse de cuestiones puntuales de interés para una asociación y pensar sobre todo en el colectivo”, del que ha apuntado que es “un cuerpo del que no podemos prescindir” y para el que el Gobierno regional ha realizado esfuerzos como la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo.

En cuanto a la instrucción dictada por la Consejería, Martínez Arroyo ha explicado que establece que a quien hay que dirigirse cuando sucede un delito flagrante en el medio rural es a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como primer paso, y que el segundo será la Fiscalía, ha matizado.

“Es una cuestión de discrepancia y de interpretación”, ha dicho, y ha insistido en que la denuncia no la han realizado todos los agentes sino “una pequeña parte”, y que “cualquier ciudadano entiende perfectamente que ante un delito nos tenemos que dirigir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, ha sentenciado.