Con una ley de Cambio Climático y Transición Ecológica

El Ministerio abre la puerta al fin del trasvase: "Las cuencas tienen que ser autosuficientes"

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha afirmado que la intención del Gobierno de España es duplicar el agua desalada en los tres próximos años y que hay que ir pensando en la autosuficiencia de las cuencas porque habrá un momento en el que no se podrá trasvasar debido de los nuevos condicionates climáticos

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán

El Gobierno de España abre la puerta a que el trasvase Tajo-Segura deje de existir. Esto podría darse porque “en materia de agua van a tener más peso los condicionantes climáticos que las propias decisiones políticas“, tal y como ha afirmado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, en una entrevista con La Verdad de Murcia.

Explica Morán que el trasvase no puede quedar ajeno al nuevo panorama que se presentan con el cambio climático y por ello “el Trasvase Tajo-Segura no es un elemento aislado de la planificación hidrológica. ¿Qué significa esto? Vamos a tener que romper las sinergias, aun cuando hipotéticamente no se quisiera, porque el futuro se va a parecer bien poco al pasado“.

Lo cierto es que todo esto se podría concretar un poco más cuando el Gobierno de España lleve al Congreso de los Diputados la ley de Cambio Climático y Transición Energética, que esperan que esté lista antes de fin de año.

Lo que sí tiene claro Morán es que no existen las cuencas deficitarias y que las demandas de las mismas se tendrán que ajustar a los recursos disponibles. “Todas las cuencas tiene que ser autosuficientes porque llegará un momento en el que no se pueda trasvasar”, ha subrayado el secretario de Estado.

Por ello, en la entrevista expone que “va a llegar un momento en que no haya capacidad de transferencias. El Tajo-Segura no es el único trasvase en este país y hay que planificar con carácter general”.

“Duplicar físicamente el agua desalada de aquí al año 2021”

Morán incide en que tendrán que acelerar en cuanto a desalación todo el trabajo que no se ha hecho en 10 años. Por ello expone que de aquí hasta el 2021 se duplicará la desalación de agua, no solo construyendo más desaladoras, sino optimizando los recursos ya existentes. En este sentido se podrían “alcanzar los 400 hectómetro. No quisiera equivocarme de cifras, pero va por ahí. No se trata solo de construir más desaladoras, sino de habilitar mecanismos para que las desaladoras puedan funcionar los 365 días del año las 24 horas al día, para lo cual necesitamos disponer de estructuras de almacenamiento y capacidad de interconexión e implementación con los canales convencionales, como los del Postrasvase”.

El Tajo tiene otro serio problema de caudal ecológico en su cabecera que hay que atender

Morán ha querido dejar claro justo en un medio murciano que “trasladar el mensaje de que sobra el agua en este país no se corresponde con la realidad“, negando ese tópico de que “se tira el agua al mar”, puesto que “gracias a que los ríos desembocan en el mar, no tiran agua, es posible mantener la pesca de bajura. Las playas, que son la estructura que sostiene el turismo en nuestro país, también necesitan aportaciones de sedimentos…”.

En cuanto a los regadíos en el Levante, afirma que la tendencia tiene que ir por “disminuir las demandas de agua destinadas a usos agrarios, con carácter general”, aunque sí que tratarán de garantiza los ya instalado en el Levante, pero “no pensar en incorporar nuevos regantes”.

Además, preguntado sobre cómo tranquilizar a los regantes del Segura y sobre que se cubra un “déficit ridículo de 400 hectómetros al año” con la “disponibilidad que hay en el país”, según el periodista Manuel Buitrago, Morán afirma que “cada uno se queja por donde le pinchan. El Ebro sufre la regresión en el Delta. El Tajo tiene otro serio problema de caudal ecológico en su cabecera que hay que atender. El Guadalquivir está sometido a un seguimiento muy especial por Doñana. Y el Segura y Júcar soportan una estructura económica, a la vez que se advierten problemas de sostenibilidad ambiental en el Mar Menor o la Albufera que requieren también respuestas. ¿A dónde quiero ir a parar? Trasladar el mensaje de que sobra el agua en este país no se corresponde con la realidad”.