Así de categórico

Gobierno regional: "En menos de dos años no quedará agua en la cabecera del Tajo, para nadie"

Nacho Hernando ha reivindicado un "diálogo necesario" en el ámbito nacional porque la falta de agua "no es un problema de territorios sino de personas, que no tendrán agua para beber o para sus economías con independencia de su lugar de residencia"

Hernando ha insistido en la alarma por al tema del agua

El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha señalado hoy que las previsiones indican que en menos de dos años no quedará “ni una sola gota de agua” en los embalses de cabecera del Tajo, y el agua se habrá acabado para todos, sean castellanomanchegos, murcianos o valencianos.

En rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Hernando ha reivindicado un “diálogo necesario” en el ámbito nacional porque la falta de agua “no es un problema de territorios” sino de personas, que no tendrán agua para beber o para sus economías con independencia de su lugar de residencia.

“Es un problema que hay que resolver desde una óptica global de España y no desde una óptica sectorial ni territorial”, ha manifestado.

Todo el apoyo del Ejecutivo los regantes castellanomanchegos a la hora de reivindicar sus derechos

Nacho Hernando también ha expresado “todo” el apoyo del Ejecutivo regional a los regantes castellanomanchegos a la hora de reivindicar sus derechos donde crean conveniente, ya que, a su juicio, deben tener “un peso específico” tan “importante” como los de Murcia.

“Celebro que los regantes estén dispuestos a pelear por sus derechos, aunque no lo queremos plantear como una pelea sino como un diálogo necesario”, ha argumentado, porque “cuando se acabe el agua” en los embalses de cabecera del Tajo, en menos de dos años según las previsiones, se acabará para castellanomanchegos, murcianos y valencianos.