Mientras estaba en el colegio, en Olías del Rey

Muere Diego, el niño de 4 años con una enfermedad rara al que ayudaron figuras del toreo

Diego fue diagnosticado de una enfermedad rara y degenerativa con tan solo cuatro meses de edad. Su debilidad muscular y su dificultad para respirar le provocaban muchas limitaciones físicas y dependía de un respirador, lo que hacía que necesitara cuidados las 24 horas del día

Tentadero benéfico celebrado en abril en Villaseca de la Sagra con el fin de recaudar fondos para el niño Diego Ocaña. Foto - Carlos Pinto

Diego Ocaña del Cerro, el niño de 4 años que padecía una enfermedad rara y al que ayudaron figuras del toreo en un tentadero benéfico que se celebró en abril en Villaseca de la Sagra, ha muerto esta mañana cuando se encontraba en el colegio, en Olías del Rey (Toledo).

Diego ha muerto mientras estaba en el colegio

El triste suceso ha ocurrido cerca de las 11 de la mañana. Hasta el centro escolar han acudido un médico de Urgencias y una UVI y aunque han intentado reanimarle, no han podido hacer nada por salvar su vida, tal y como han confirmado fuentes del servicio de Urgencias 112 a encastillalamancha.es.

Diego fue diagnosticado de una enfermedad rara y degenerativa con tan solo cuatro meses de edad. Su debilidad muscular y su dificultad para respirar le provocaban muchas limitaciones físicas y dependía de un respirador, lo que hacía que necesitara cuidados las 24 horas del día.

Su abuela, Ana, comentaba en febrero de este mismo año a encastillalamancha.es lo complicado que resultaba el día a día porque Diego tenía una movilidad muy limitada “y hay que hacérselo todo”. Entonces decía que el futuro no era muy esperanzador, “los médicos nos han dicho que no va a ir a mejor”.

Por desgracia, Diego Ocaña ha fallecido siete meses después de estas declaraciones.

Su familia, cuyo comportamiento fue ejemplar, se empeñó en que, dentro de sus posibilidades, fuera un niño normal. Por eso acudía al parque a jugar, se relacionaba con otros niños. “Para que vea que la vida no son solo hospitales”. Incluso le llevaban unas horas al colegio, en Olías, muy cerca de su casa, gracias a la enfermera que le pusieron en el centro. Diego, a pesar de todo, tenía la cabeza perfectamente y se daba cuenta de todo.

La propia abuela de Diego contó a este periódico que la familia necesitaba reunir fondos para comprarle una silla de ruedas para así poder desplazarse de forma más independiente. “Hasta ahora nunca hemos pedido la ayuda de nadie -nos señalaba-, siempre nos hemos ido apañando, pero ha llegado un momento en el que (solo entraba un sueldo en su casa) no podemos hacer frente a tantos gastos porque Diego necesita muchos aparatos y mucho dinero”. De ahí que agradeciera tanto al Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra como a su alcalde, Jesús Hijosa, el apoyo que los prestó desde el primer momento.

En el tentadero benéfico participaron, de manera desinteresada, toreros como Sánchez Puerto, Manili, Tomás Campuzano, Morenito de Maracay y Juan Mora. Cada uno de ellos tentó una vaca que fueron donadas por las ganaderías de Victoriano del Río y Montealto. Además, fueron acompañados por promesas del toreo como Alejandro Velasco, Ángel Téllez, Miguel Uceda, Tomás Rufo y Alejandro Mora.