Francisco Martínez Arroyo

"No se puede entender la realidad de la dieta mediterránea sin nuestra región"

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea ha recibido la Medalla de Honor de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha

Francisco Martínez Arroyo recibiendo la medalla. Foto - Rebeca Arango

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, ha afirmado que “somos una potencia agroalimentaria y podemos ofrecérsela al mundo” porque “lo que hacemos en esta región lo podemos repetir en todos los lugares del mundo”.

Es la reflexión que ha realizado Martínez este lunes en Toledo en atención previa a los periodistas antes de recibir la Medalla de Honor de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha de manos de su presidente, José María San Román, por su labor en defensa de los productos de la región.

“Nada como el sector agroalimentario en la región, porque está dentro de las raíces de Castilla-La Mancha, que ve su fruto en forma de productos, los mejores del mundo, exhibidos por nuestros hosteleros, restauradores y que son la esencia de la dieta mediterránea”, ha defendido Martínez.

Ha hecho un alegato de que “es bueno que lo digamos muchas veces porque pone de manifiesto la importancia real de algo que existe, es tangible, y tenemos que añadir siempre que es intangible de lo que representa desde el punto de vista social, medioambiental, territorial”.

El consejero, aquí, ha dejado claro que “no se puede entender la realidad de la dieta mediterránea sin nuestra región y tenemos que presumir cada día de lo que somos y repetirlo hasta la saciedad, porque en la repetición de este argumento está una de las verdades más grandes que tenemos en Castilla-La Mancha”, ha argumentado.

Más de 2.000 millones de euros de valor económico

Y ha pedido: “Disfrutemos de lo nuestro, defendamos nuestra tierra cada vez que consumamos un producto de alguna de nuestras 43 denominaciones de origen (DO), Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) o marcas colectivas” porque “suponen más de 2.000 millones de euros de valor económico”.

“Hay que defender lo nuestro, hoy que estamos aquí en Toledo y cada uno de los días del año”, ha dicho Martínez, quien ha ampliado su petición porque el sector agroalimentario genera el 15 por 100 de la economía de la comunidad: “Es el motor económico y es bueno que lo digamos muchas veces”, ha remarcado.

Martinez_Arroyo_medalla_Academia_Gastronomia_

 

En su parlamento, Martínez ha admitido que “es un honor, un orgullo muy grande” recibir la Medalla de Honor de la Academia “por las personas que me lo conceden, representativas de todo el sector de la región y que consiguen aunar en esta asociación la propia hostelería con el periodismo”.

El presidente de la Academia, José María San Román, ha reconocido que “me sorprende todos los días, porque no para, está en cualquier sitio de la región, y mira que es amplia, defendiendo nuestra tierra, nuestros productos, gastronomía, alimentos, vinos, quesos, mazapán, azafrán, ajo de Las Pedroñeras”, ha ensalzado San Román.

También, en calidad de presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, ha valorado “lo que ha hecho para poner a los productos de Castilla-La Mancha no solo como un referente nacional, sino mundial” y, además, “por conseguir cambiar lo que es la sensación de la gastronomía, de los sabores, y colocarlo en lugares que van a ayudar mucho a esta región y a sus productos”.

“Para la academia, que lo ha aprobado por unanimidad, es un honor nombrar hoy académico de Honor a Francisco Martínez”, ha sentenciado.