En Yuncos (Toledo)

Page defiende hablar con Torra, pero no “hacer trampas” ni adimitir “privilegios” a Cataluña

El presidente de Castilla-La Mancha está de acuerdo en recuperar el diálogo institucional con Cataluña, pero ha advertido que no es lo mismo "hablar que burlar" y que se opondrá con firmeza si lo que Quim Torra prentende conseguir de Pedro Sánchez con privilegios

Page en Yuncos (Toledo)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha valorado la apuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el diálogo, pero ha advertido de que esta región no va a admitir “ningún tipo de chantaje democrático” y ha defendido la igualdad entre comunidades autónomas.

 

Page habla de la reunión de Sánchez y Torra y asegura que no admitirá privilegios

 

De este modo se ha pronunciado García-Page durante el acto de colocación de la primera piedra de la fase inicial del nuevo Instituto de Educación Secundaria de Yuncos (Toledo), donde se ha referido a la reunión que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, mantiene hoy con el de la Generalitat, Quim Torra.

Esta región no va a admitir ningún tipo de chantaje democrático, dice el presidente de Castilla-La mancha

El presidente castellano-manchego ha celebrado que ambos se vean y se ha mostrado convencido de que, si no se hubiera producido un cambio de gobierno, el expresidente Mariano Rajoy también se hubiera reunido con Torra, porque “hay que hablar”.

“Hablar es una cosa y burlar es otra”

“Hablar es una cosa, burlar es otra” ha destacado García-Page, quien ha advertido de que “no se pueden hacer trampas” y ha asegurado que el diálogo institucional “es necesario”.

En este punto, ha recordado que él también se va a reunir con Sánchez para dejarle claro que Castilla-La Mancha no quiere “ningún privilegio”, sino que la región simplemente reivindica “la misma sanidad, educación y servicios sociales que el resto de los españoles”.

“No vamos a admitir ningún tipo de chantaje democrático y tengo claro que el compromiso del Gobierno es mucho diálogo, moderación, buenas formas y respeto democrático, pero en lo tocante a igualdad, ni un milímetro, porque estamos todos los demás muy pendientes de cómo se juega en determinados sitios con los intereses de todos”, ha advertido el jefe del Ejecutivo autonómico.

Emilino García-Page ha destacado también la necesidad de revisar la fiscalidad en España, ya que a raíz de la crisis del independentismo catalán, se han producido traslados de domicilios fiscales a otras comunidades autónomas.

Ha incidido en que cada uno puede elegir dónde pagar impuestos y que, en función de dónde se pagan, se gestionan los ingresos de las distintas administraciones y ha explicado que se puede dar la situación de que la gente pague los impuestos en la Comunidad Madrid, pero se domicilie en la provincia de Toledo.

“Esto hay que arreglarlo, no puede uno pagar los impuestos donde más ventaja tiene y venir a recoger los frutos de los impuestos de los demás donde mejor vamos en sanidad, educación y prestaciones sociales”, ha señalado el presidente castellanomanchego, para quien “esto plantea un dilema que hay que arreglar entre todos: el Estado, las comunidades autónomas y todas las administraciones públicas”.

En este sentido, ha mostrado su compromiso de avanzar “hacia el mejor modelo sanitario, educativo y la mayor cota de igualdad y convergencia social entre unos y otros”, así como de “hacerlo sabiendo que eso no puede entrar en colisión con los intereses de otros territorios de España”.