Asociaciones de padres, de profesores y de familias

Piden a la Junta que retire "Educación para la igualdad" y Felpeto invita a que hagan aportaciones

La Asociación de Profesores Educación y Persona, la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) y la Federación España Educa en Libertad han reclamado que la asignatura sea retirada una vez que termine el periodo de pilotaje

Asociaciones de padres, de profesores y de familias han pedido hoy al consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, que se retire de las aulas la asignatura ‘Educación para la igualdad, la tolerancia y la diversidad’ porque su carga ideológica supondrá un adoctrinamiento de los alumnos.

En rueda de prensa, el presidente de la Asociación de Profesores Educación y Persona, Fernández López Luengos, el presidente de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), Pedro Cabellero, y la presidenta de la Federación España Educa en Libertad, Marisa Pérez Toribio, han reclamado que la asignatura sea retirada una vez que termine el periodo de pilotaje.

Han indicado que la asignatura se está impartiendo este curso, como pilotaje en 31 centros educativos de Castilla-La Mancha, y han expresado su temor de que el próximo año se implante de modo obligatorio en todos los centros de la región.

Entienden que aunque la asignatura se presenta “con una intención loable”, detrás se esconde “un proyecto ideológico explícito como ya sucediera con Educación para la Ciudadanía”, que en el fondo busca fomentar “un pensamiento único” y transmitir valores que no están explícitamente incluidos en la Constitución española, como es el de la “ideología de género”.

Así, en la asignatura se mezclan valores aceptados comúnmente en un Estado de Derecho, como respeto, tolerancia e igualdad, con conceptos ideológicos que no tienen nada que ver con ellos y “se inculca de forma explícita la ideología de género”, en lo que han calificado como “un adoctrinamiento no disimulado”.

Educación para la igualdad, “una intromisión en la construcción de la personalidad del alumno”

Asimismo, han considerado que supone una intromisión en la construcción de la personalidad del alumno, en sus emociones e identidad personal, lo que según estas asociaciones “constituye un claro atentado contra la libertad de conciencia de los menores y contra la libertad de sus padres a educar a sus hijos en las mismas convicciones y morales y religiosas”.

Los representantes de las asociaciones han cuestionado la idoneidad de esta asignatura, que se está impartiendo como pilotaje este curso en 31 centros educativos de Castilla-La Mancha a alumnos de 5 curso de Educación Primaria y de 3 curso de la ESO.

La identidad de género, el ser mujer o varón, no solo una cuestión social, como se establece en la asignatura, “sino que tiene dimensión cultural y una dimensión psicológica genérica”, mientras que la ideología de género “pretende anular las diferencias y obliga a los alumnos a replantearse que género tienen”, ha señalado López Luengos.

También ha criticado como plantea el papel que juega la sexualidad, ya que según López Luengos, hay varios modelos de entender la sexualidad en la sociedad y el Estado no puede imponer ninguno de ellos.

El Estado “puede promover en el sistema educativo la igualdad y el respeto, pero no hacer un lío a un menor de 10 años, que según la psicología evolutiva, es una edad donde tiene que ir definiendo sus modelos psicológicos, afectivos y sexuales”, ha añadido.

Por su parte, Caballero ha demandado que la asignatura se retire totalmente de las aulas por el adoctrinamiento que conlleva, ya que intenta limitar la capacidad que tienen las familias de educar a sus hijos como primeros agentes educadores.

Caballero ha advertido que “atenta claramente” contra dos artículos de la Constitución española, el 16.1 sobre la conciencia de los menores y el 27.3 sobre la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales y religiosas.

A su vez, Marisa Pérez Toribio ha argumentado que no se pueden llevar a las aulas unos contenidos “cuanto menos controvertidos”, que pueden tratarse en el ámbito social pero no en el de la educación.

Por ello, ha recomendado a los padres que reclamen información sobre la asignatura, para que puedan dar su consentimiento expreso, y que recurran a presentar recursos en los tribunales si sus hijos se van obligados a participar en las actividades, como ha ocurrió con ‘Educación para la Ciudadanía’.

Pérez Toribio ha afirmado que lo fundamental “es salvaguadar que los menores no reciban este tipo de adoctrinamiento”.

Felpeto: esta asignatura surge “del pacto contra la violencia machista”

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha explicado hoy que la asignatura ‘Educación para la igualdad, la tolerancia y la diversidad’ ha surgido del pacto contra la violencia machista suscrito, por unanimidad, en el Congreso de los Diputados hace dos meses.

Felpeto ha invitado a las asociaciones que denuncian adoctrinamiento ideológico en la citada asignatura a realizar las aportaciones que consideren necesarias ya que este curso se ha puesto en marcha de manera piloto en 31 centros educativos voluntarios.

p1bvujrbj81fbavt24s8lj61veg4
El consejero de Educación, Ángel Felpeto, en rueda de prensa.

 

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, el consejero se ha referido a la convocatoria que hoy han realizado diversos colectivos, entre ellos la Concapa o la asociación de docentes ‘Educación y persona’, para denunciar la carga ideológica que, a su juicio, tiene la asignatura ‘Educación para la igualdad, la tolerancia y la diversidad’.

El consejero invita a los colectivos que critican la asignatura que realicen aportaciones. "Todo el mundo tiene derecho a opinar", ha suscrito

El consejero ha explicado que “no hemos hecho otra cosa que cumplir con el mandato que sale del pacto contra la violencia de género, aprobado por unanimidad en el Congreso, por todos los partidos”.

Según el consejero, las entidades convocantes no tienen “nada” en contra de la asignatura como tal, pero difieren en “algunos contenidos”, por lo que les ha invitado a realizar las aportaciones que consideren en el seno del Consejo Escolar y en la comisión de seguimiento que se formalizará.

El consejero ha rehusado, no obstante, hablar de “adoctrinamiento” por parte de los profesores, ya que cumplen con el mandato de impartir una materia “no impuesta por el Gobierno de Castilla-La Mancha sino en el Congreso de los Diputados en base a un pacto firmado por todos los partidos”.

Además, ha subrayado que la ley de educación de Castilla-La Mancha se construye en base a la convivencia basada en el respeto, la solidaridad y la igualdad, y resuelve conflictos mediante el diálogo y la igualdad entre hombres y mujeres. “De estos principios partimos y todo el mundo tiene derecho a opinar”, ha manifestado el consejero.