Pacto regional del agua

El Gobierno regional reedita el pacto regional del agua con agentes económicos, sindicales y medioambientales

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado el documento "muy firmable" sobre el que se asentará un pacto regional del agua y al que el consejero Martínez Arroyo espera que se adhieran todos los partidos políticos

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, junto con el director general de Desarrollo Rural, José Manuel Martín. Foto - Rebeca Arango

Un documento para fijar una “posición común” de Castilla-La Mancha en materia hídrica en el que los trasvases sean “única y exclusivamente” para abastecimientos en casos de emergencia, que incluya a las distintas comunidades autónomas en la toma de decisiones y que apueste por los “regadíos sociales”. Así es el borrador el pacto regional del agua que ha presentado hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y que ha sido elaborado en los últimos seis meses tras las distintas reuniones con colectivos económicos, agrícolas, sindicales y medioambientales de la región. Este pacto del agua se ha producido en anteriores legislatura y recoge reivindicaciones históricas de Castilla-La Mancha, como que se la tenga en cuenta a la hora de decidir.

El documento será enviado a todas las partes implicadas en los próximos días y hoy ha sido entregado también a la prensa en una comparecencia en la sede de la Consejería, en Toledo. También será remitido a los partidos políticos de la región y el consejero Martínez Arroyo espera que “todas las fuerzas políticas lo vayan a apoyar”, dado que es un documento “muy firmable” que recoge los “intereses de Castilla-La Mancha” y está abierto a debate para que se puedan incluir más posturas. El documento también estará accesible para los ciudadanos, quienes al igual que las distintas entidades tiene hasta el 15 de septiembre para presentar propuestas en aras de mejorar el documento. El objetivo es que esté concluido y firmado en otoño, momento en el que será enviado a la Ministerio de Transición Ecológica y al de Agricultura, al igual que las distintas confederación hidrográficas. En este sentido, cabe recordar que en Castilla-La Mancha están presentes todos los grandes ríos de España, excepto el Miño. Afluentes o los propios ríos Tajo, Guadiana, Segura, Júcar, Guadalquivir, Ebro y Duero pasan por la región.

Martinez_Arroyo_1
Francisco Martínez Arroyo y José Manuel Martín.

 

De momento el Gobierno regional ha elaborado el borrador tras las reuniones con los sindicatos CCOO y UGT; la organización de empresario Cecam; las organizaciones agrarias Asaja, UPA, Coag y la Cooperativas Agroalimentarias; la Federación de Municipios y Provincias, la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía; las comunidades de regantes de Alto Guadiana, del Segura en Albacete y los del Tajo; las asociaciones ecologistas SEO Birdlife, WWF y Ecologistas en Acción; y también con el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha.

Todas la entidades que se adhieran al pacto se comprometerán “a defender este pacto en los foros que participen, anteponiendo el interés de Castilla-La Mancha en materia hidrológica”, ha afirmado Martínez Arroyo.

Los 15 puntos del pacto regional del agua

El documento de posición común se asientan sobre 15 puntos. Que son los siguientes:

  • El primero es que “el agua es un bien que es público y con el que no se puede en ningún caso mercadear“, ha indicado el consejero”.
  • El segundo es crear un nuevo modelo de gobernanza del agua con la participación de las comunidades autónomas.
  • El tercero pasa por una “participación pública real y garantizada en los procesos de toma de decisiones sobre el agua”.
  • Cuarto: “Mejora del conocimiento y garantía de acceso a la información para la planificación y gestión hidrológica.
  • Quinto: modelos de planificación y gestión hidrológica basados en la cuenca hidrográfica.
  • Sexto: gestión de la demanda y uso de los recursos en cada cuenca.
  • Séptimo: las transferencias entre cuencas se considerarán como “un recurso extraordinario que esté destinado, exclusivamente, a momentos de necesidad real para garantizar el abastecimiento humano”.
  • Octavo: promoción de nuevos regadíos.
  • Noveno: que en las cesiones de derechos “sean perceptivos y vinculantes los informes de las administraciones implicadas en cada territorio”, es decir, que las CCAA tengan que dar el visto bueno antes del mercadeo de los derechos de agua entre regantes y otros usuarios.
  • Décimo: creación de una bolsa de agua en la que tengan acceso preferente los jóvenes agricultores, los profesionales y los regadíos sociales.
  • Undécimo: creación programa regional de abastecimiento.
  • Duodécimo: programa de depuración regional examinando las mejores opciones de depuración para dar agua a los usuarios de la mejor calidad.
  • Decimotercero: aplicar los caudales ecológicos adecuados para preservar el medio ambiente.
  • Decimocuarto: ahorro y uso eficiente del agua en Castilla-La Mancha
  • Decimoquinto: creación de un programa de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) en materia de agua.

Una nueva convocatoria de “regadíos sociales”

Martínez Arroyo ha informado de que su Consejería está a punto de resolver la convocatoria de regadíos dotada con 31 millones de euros. Además, ya están planeando una nueva convocatoria para el presente año e irá “en la línea” de la anterior. Esta línea se basa en la apuesta por los “regadíos sociales” porque “entre repartir el agua entre unos pocos o entre muchos, el modelo del Gobierno es el segundo, que es el que permite generar empleo y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en los pueblos”, ha subrayado el consejero.

El consejero reclama al Gobierno central que realice las inversiones de regadíos que comprometió Rajoy

Siguiendo con los regadíos, el consejero ha reclamado el nuevo Gobierno de España que ejecute los regadíos “que el Ejecutivo anterior comprometió, dado que con el Gobierno de Rajoy “hemos tenido muy pocos resultados positivos”, ha lamentado el consejero. Hay cinco puntos en la región en los que se iba a invertir en materia de riego y solo en dos de ellos se ha comenzado a realizar algún tipo de obra, en el Alberche Bajo y en la zona de Illana y Leganiel, en Guadalaja. Además de estas dos zonas también había comprometidas inversiones en el Campo de Montiel (cuenca del Guadalquivir), en Mora (Toledo) y bomberos del Segura para regar en partes de Albacete.