Libros

"La maldición de Trefoil House", la novela-espejo de la talaverana Raquel de la Morena

Se trata de una obra de formato doble dirigida al público joven

Portada de "La maldición de Trefoil House".

Ya está en las librerías de España “La maldición de Trefoil House”, una novela para público joven adulto escrita por los periodistas y escritores Raquel de la Morena -talaverana- y Pedro Estrada.

Publicada bajo el sello de ediciones Naufragio de Letras, esta obra tiene la particularidad de ser una “novela-espejo”, como así la han bautizado los autores para denominar este formato de libro doble. Así, en lugar de contraportada, el libro tiene una segunda portada y al darle la vuelta al volumen el lector encuentra el inicio de la versión espejo de la novela. En una de ellas se cuenta la historia desde la perspectiva de las protagonistas femeninas, escrita por Raquel de la Morena, y en la otra el lector encuentra la historia contada desde la perspectiva de los protagonistas masculinos, escrita por Pedro Estrada.

Aventura, terror, intriga y romance se conjugan en este libro de 616 páginas en el que los seis protagonistas deberán hacer frente a sus deseos y también a sus miedos. La historia se desarrolla en un pequeño pueblo irlandés llamado Waterville en el que cobran protagonismo, por un lado, la maldición que asola a una mansión del lugar, llamada Trefoil House, acechada cada noche por un salvaje monstruo, y, por otro, un torneo en el que humanos y criaturas fantásticas se retarán en duelos a vida o muerte. 

La novela reúne a criaturas mitológicas de todo el mundo

La novela reúne a criaturas mitológicas de todo el mundo, como el Tikoloshe zulú, el Lusca de las Bahamas, la bruja de cara azulada Black Annis, del folclore inglés, el fantasma Kuchisake-onna, de las leyendas japonesas, o el demonio andino Supay, originario de las historias incaicas.

“Nos planteamos que sería divertido e interesante jugar con la subjetividad de los personajes y hacer ver que las personas podemos vivir una misma historia de manera diferente”, explica Pedro Estrada.

Pero eso no significa que la novela esté escrita en primera persona. “Cada capítulo está protagonizado por uno de los seis personajes y podemos conocer lo que piensa y siente en ese momento, pero siempre narrado en tercera persona”, añade Raquel de la Morena.

“Para entender por completo la historia, hay que leer ambas partes”, añade el escritor aragonés, “conocerla desde las perspectivas de ellas y de ellos. Para nosotros ha supuesto todo un reto componer el relato de manera que todo encaje y además ir dejando pequeñas pistas que permitan al lector intuir circunstancias que se confirmarán, o no, en la otra parte de la novela. Aunque, por supuesto, esperamos que también se lleve bastantes sorpresas”.