hasta el 15 de junio

La UCLM exhibe en Toledo el primer daguerrotipo de la ciudad, del siglo XIX

En el daguerrotipo, hallado en el País Vasco, se muestra una panorámica de Toledo desde el Valle en los comienzos de la fotografía

Primer daguerrotipo de la ciudad de Toledo. Foto - Kiko Expósito

El edificio de San Pedro Mártir-Madre de Dios, donde se ubica la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), exhibe desde hoy el primer daguerrotipo de la ciudad de Toledo, realizado a mediados del siglo XIX.

La pieza, que se exhibirá hasta el próximo 15 de junio, se muestra por primera vez en Toledo con motivo de la celebración de las fiestas del Corpus Christi, según ha informado en una nota de prensa el Ayuntamiento de Toledo.

El vicealcalde de Toledo, José María González Cabezas, ha asistido a la inauguración de la exposición de esta pieza singular, que fue hallada en el País Vasco y que data de 1847-1854, ha añadido el Consistorio toledano.

En el daguerrotipo se muestra una panorámica de Toledo desde el Valle en los comienzos de la fotografía, que puede ser contemplado por primera vez en Toledo en esta exposición, que ha organizado el Centro de Estudios de Castilla-La Mancha y la Facultad de Humanidades de Toledo, con motivo de los actos conmemorativos del Corpus Christi.

La exposición, en la que han colaborado el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Toledo, entre otras instituciones, incluye también una conferencia y la edición de un libro monográfico a cargo de la investigadora María de los Santos García Felguera.

A la inauguración han asistido también la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la UCLM, Fátima Guadamillas, la vicedecana de la Facultad de Humanidades de Toledo, Rebeca Rubio, la directora del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, Esther Almarcha, y los coleccionistas que han cedido la pieza, Soraya Molina y José Valderrey.

Según la investigación llevada a cabo por María de los Santos García Felguera, el daguerrotipo se hizo entre 1847-1854, “posiblemente en primavera u otoño sobre las cuatro de la tarde por las sombras que aparecen”, ha especificado Esther Almarcha.

Asimismo, ha indicado que la imagen fue tomada desde la ermita de la Virgen del Valle, “punto de vista muy habitual en muchos grabados”.

La pieza fue hallada recientemente en el País Vasco por los coleccionistas Soraya Molina y José Valderrey, a quienes desde la universidad han agradecido su colaboración para que este daguerrotipo “vuelva a la ciudad donde se hizo”.

La exposición incluye unos paneles informativos “muy didácticos” que explican los comienzos de la fotografía, una geolocalización de lo que se ve en el daguerrotipo y un audiovisual.

Además, este mismo espacio expositivo ha sido escenario de la inauguración de la muestra “Toledo en blanco y negro”.