Es de Argés (Toledo)

El club Meiyo Do logró dos medallas en el Torneo Aidis Nisheishi de kárate

El juvenil Juan Luis Yáñez se alzaba con la medalla de oro en kumite -54 kilos y el júnior Rodrigo Fernández se colgó la presea de bronce en kumite +74 kilos

Juan Luis Yáñez, oro en un torneo de kárate en Illescas (segundo por la izquierda)

El club toledano de kárate Meiyo Do, afincado en Argés, logró dos medallas, oro y bronce, en el primer Torneo Aidis Nisheishi, celebrado en Illescas. El oro lo logró Juan Luis Yáñez, juvenil, en kumite -54 kilos; y el bronce, Rodrigo Fernández, júnior, en kumite +74 kilos.

El club presentó a seis integrantes, de 10 a 64 años de edad.

Inés Fernández, la componente más joven del equipo, causaba baja tras una lesión arrastrada en días anteriores.

Meiyo Do: buena cosecha

Por su parte Juan Luis Yáñez, el integrante juvenil, se alzaba con el oro en kumite -54kg. En 2019 todavía no se ha bajado del podio. Desde que diera comienzo este pasado noviembre, ha conseguido un bronce nacional, una plata provincial en Castilla-La Mancha y este último podio en Illescas.

Rodrigo Fernández, bronce, mostró una mejora notable en su propuesta, sumando experiencia en la nueva categoría

En cuanto a Rodrigo Fernández, bronce, mostró una mejora notable en su propuesta, sumando experiencia en la nueva categoría. Fernández también consiguió un tercer puesto en el Campeonato regional manchego el pasado octubre y otro bronce más en el Trofeo Internacional de Mora en 2018.

Rodrigo Fernández (Meiyo Do), bronce (segundo por la derecha)
Rodrigo Fernández (Meiyo Do), bronce (segundo por la derecha).

Otro participante, Alberto Valera, uno de los alumnos pioneros del club Meiyo Do, se medía con rivales de nivel altísimo en kata sénior. No obtuvo medallas, pero sí la experiencia sobre el tatami, que le servirá para afrontar su promoción de grado, cinturón negro 1ºDan, este próximo mes de junio.

Por lo que respecta a Javier Morato, participó en kata veterano y kumite veterano open. En kata, al igual que Valera, hacía un trabajo enfocado a la preparación para 2°Dan. En kumite, apostó por una estrategia nueva, marcada por la nitidez técnica, mejora en concepto deportivo. Al respecto, el técnico y delegado del club, Vicente Sixto, dijo: “A la que aún nos debemos adaptar. Indudablemente fuimos testigos de una notable mejora que dará frutos en su momento”.

Las preseas no llegaron esta vez, aunque sí la experiencia y el rodaje para próximos campeonatos del calendario. El objetivo principal para Morato es la obtención del cinturón negro 2ºDan de kárate en junio de este mismo año.

Sobre José Martín: No deja indiferente ver a un karateca de 64 años mostrando su destreza y dando una lección de tesón, humildad y deportividad

Por último, José Martín realizaba dos katas: “Pachu”, de la escuela “Ryuei Ryu”, y “Nipaipo”, línea “Hayashi”, dos formas de alto nivel en competición. José Martín arrancó los aplausos de los asistentes. No deja indiferente ver a un karateca de 64 años mostrando su destreza y dando una lección de tesón, humildad y deportividad.

Dados los condicionantes en la categoría kata veteranos, en la que participó Martín, donde cabía la participación de deportistas desde 35 años, se hicieron imposibles las medallas. Varios participantes del Campeonato mostraron sus respeto y admiración hacia este karateka, que no deja indiferente a nadie con su participación y ganas de seguir practicando este arte marcial.

El Meiyo Do sigue demostrando una notable progresión en el ámbito deportivo competitivo además de constatar su propuesta por un kárate inclusivo y saludable.

De izquierda a derecha: Rodrigo Fernández, Alberto Valera, Javier Morato y José Martín
De izquierda a derecha: Rodrigo Fernández, Alberto Valera, Javier Morato y José Martín.
Vicente Sixto y Rodrigo Fernández
Vicente Sixto y Rodrigo Fernández